Público
Público

"El Madrid, por más que gane, nunca lo va a hacer convenciendo"

Central del Real Madrid. Marcado por su agresión a Casquero, el portugués no se arruga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La agresión a Casquero es un estigma que marcará para siempre la carrera de Pepe. Al central del Madrid le ha costado ganarse la fama de defensa duro y con facilidad para perder los nervios. Aún no encuentra una explicación para justificar aquel intento de pateo, pero reconoce que le dejó muy tocado y que pensó en la retirada. No obstante, dice que no va a cambiar su agresiva forma de entrar al balón.

Usted defiende por anticipación y velocidad, ¿eso le provocar ir tan duro al balón y cometer tantas faltas?

Primero me gusta jugar bien y hacerlo en el Madrid no es nada fácil y menos para un central. Cuando llegué había una la pesadilla con los centrales del Madrid. Yo he encajado bien, pero tiene su lado bueno y su lado malo. Si cometo muchas faltas es porque defender en el Madrid es difícil, por eso digo que hay un lado bueno y otro malo. Me he tenido que adaptar a esa situación del Madrid y ya no se habla tanto de los centrales.

¿Pero no cree que debe controlar esa velocidad y esa fuerza con la que entra para quitarse esa fama de duro?

No, porque soy el último hombre y tengo que ir fuerte al balón. Si me rebasan, muchas veces sólo queda Iker y tengo que estar fuerte física y mentalmente para poder quitar el balón.

¿Se siente más observado por árbitros, aficionados y prensa después de su agresión a Casquero?

Es normal, pero estoy tranquilo porque no va a suceder más.

Sin embargo, en el partido con el Milan en el Bernabéu, cuando Raúl y Ronaldinho se encararon, usted le dio una patada a Ronaldinho...

No, no, no. Se ha hablado de eso, pero no es cierto. Vi que Raúl es un compañero de equipo y quise apartarle. Terminé hablando con Ronaldinho, eso no corresponde a la verdad.

¿Por qué se calienta tanto?

No me gusta perder, soy un tío que en toda mi trayectoria en el fútbol siempre he sido una persona ganadora. Voy a continuar siéndolo porque tengo alma dentro del campo y eso caracteriza el futbolista que soy.

¿Su sanción de 10 partidos le pareció corta o larga? ¿Esperaba más?

Los comités me impusieron una sanción y la he cumplido. Ahora me toca volver a jugar y disfrutar de cada partido.

Usted es un futbolista importante para el Madrid, ¿eso le benefició para que el club no le sancionara?

'Me caliento tanto porque soy un tío al que no le gusta perder'

No, yo he demostrado aquí mi valor y mi lealtad al club y creo que fue por eso. El club sabe la persona que soy y que voy a defender esta camiseta hasta el final. Para mí el Real Madrid es lo más importante.

¿Entonces está de acuerdo con que el club no le sancionara?

El club sabe que aquello fue un hecho puntual, saben que soy una persona normal. Yo todavía no he encontrado una respuesta para aquello. El club habló conmigo y yo le dije que estaba dispuesto a todo, que sabía perfectamente lo que había ha hecho, pero que estaba dispuesto a asumir mi responsabilidad

¿Pero no cree que si hubiera sido un jugador menos importante si hubiera habido sanción del club?

No, no es por eso, es más por la persona, que el club sabe qué soy dentro del vestuario y fuera del campo. No es una cuestión de ser buen o futbolista o no ser, es más por la persona.

A Juanito, le costó su carrera en el Madrid pisarle la cabeza a Matthaus.

Es otra época y hoy Juanito no ha dejado de ser una persona importante porque a los siete minutos los aficionados recuerdan su nombre.

¿Llegó a pensar en retirarse?

Todo pasa por la cabeza. Ese día el fútbol me dio el día más triste de mi vida, pero he tenido gente bastante importante cerca de mí como mi esposa. Me han dado fuerza y por eso estoy aquí con las mismas ganas que antes de ese partido, pero la verdad es que ese día me dejó muy tocado.

Mañana le espera el Kun, al que le ha pegado bastante cuando se ha enfrentado a él...

He jugado dos veces contra el Kun y no creo que le haya pegado mucho.

¿Qué ha cambiado en el vestuario desde Alcorcón?

'Presión vamos a tener siempre, pero sabemos que no somos el Barça'

Estábamos tocados, mucha gente ha hablado bastante sobre una cosa que para nosotros no es verdad. Cada futbolista del Madrid se ha sentido tocado eso. Tenemos que seguir en esa línea de ser un equipo unido, que está unido, que cree en el proyecto del club y del entrenador.

¿Ha visto a alguna vez a Valdano tan cabreado como en Alcorcón?

Yo no estuve allí, pero no es necesario que la dirección esté cabreada porque nosotros estamos en el campo y salimos cabreados.

¿Necesitaban ese palo para despertar?

El Madrid, por más que gane, nunca lo va a hacer convenciendo y, si pierde, es que es muy malo. Siempre vamos a tener los dos lados y los futbolistas del Madrid sabemos que hay que estar preparado para todo.

Pero las sensaciones del juego en partidos como el del Xerez o el Tenerife eran malas pese a ganarlos por cinco goles...

La gente que estamos en el fútbol no lo entendemos. Hasta el partido del Milan y del Alcorcón éramos los más goleadores e Iker, el menos goleado. Eso responde a un motivo y a un método de trabajo diario que al final nos decía que estábamos bien. Sabemos que la gente tenía una expectativa muy grande y se nos compara con el Barcelona.

¿Esas expectativas no cumplidas y la comparación del Barça les agarrotan por la presión?

Presión vamos a tener siempre, pero sabemos que no somos el Barcelona, somos los futbolistas del Madrid y tenemos nuestro estilo. Tenemos un nuevo entrenador, jugadores nuevos, un método diferente y eso necesita tiempo, pero en el Madrid no lo hay, todo tiene que ser ya y estar bien en cada partido. Hay que creer en el proyecto.

¿Qué aspectos ha trabajado más Pellegrini tras la derrota de Alcorcón?

No ha cambiado nada, es una persona que ha demostrado que con la mentalidad de su trabajo podemos ganar muchas cosas.

¿Entonces era una cuestión de los jugadores?

No, de todo el mundo.

¿Cómo trabaja la defensa Pellegrini?

Mucho. Le gusta que los centrales aprendan a defender con los menos hombres posibles para que tengamos más posibilidades de atacar y eso está bien porque tenemos que estar preparados para todas las situaciones que se den en un partido. Trabajamos siempre con la línea de cuatro y, a partir de estar bien colocados tenemos que hacer la presión. Cuando no tenemos el balón tenemos que presionar y cada uno saber lo que tiene que hacer para que el equipo no se desgaste tanto.

Al principio de temporada usted anticipaba mucho y cuando empezaron a jugar mal estaba más metido atrás...

Hemos estado probando varias formas de defender. Ahora es más natural todo y hoy podemos defender un poquito más atrás, pero todos juntos para poder hacer una presión como equipo y no individualmente. Ahora somos un bloque y es más fácil dominar y tenemos más confianza.

Ahora también defienden mejor las bandas.

Ahora estamos bien ahí. Marcelo ha hecho dos partidos bastantes buenos, pero cuando todo el mundo trabaja es más fácil destacar.

¿En las jugadas defensivas de balón parado les falta coordinación con Casillas?

'Ahora sabemos la importancia de correr detrás del balón'

En balón parado todo tiene que tener su tiempo y con jugadores nuevos. Es trabajo y dedicación. En los dos últimos partidos lo hemos resuelto bien.

¿Kaká en el centro interviene más?

Contra el Getafe trabajó bastante y bajó mucho a ayudarnos en defensa. Le gusta la velocidad, correr con el balón y tenemos que entender los jugadores que tenemos. Ahora está en un buen momento, contra el Milan también estuvo brillante y esperamos que contra el Atlético siga así.

Benzema está más enchufado...

Cuando el equipo está bien, los jugadores se destacan. Lleva dos partidos buenos. Ahora sabemos la importancia que tiene correr detrás del balón e ir en busca de él para tenerlo lo más rápido posible y jugarlo con buenos pases.

Estos dos partidos en los que han mejorado Raúl no estaba en el campo.

El sabe la importancia que tiene dentro del vestuario y del club y siempre va ser una referencia.

¿Se le nota en la cara el enfado de no jugar?

No conozco a ningún jugador que esté contento en el banquillo, pero esto pasa con Raúl, con Drenthe, con Dudek y eso da competitividad.

Los centrales del Madrid no sacan la pelota como las del Barça.

Intentamos salir jugando, pero no tenemos que hacer comparación con el Barcelona, no es momento. Ellos hacen cosas bien y mal como nosotros.

¿Necesitan a Xabi Alonso cerca para ayudarles a sacar el balón?

Cuanto más cerca esté, más nos va ayudar. Él ayuda a la defensa y al medio del campo y es muy importante para nosotros.