Público
Público

"El Madrid no anda tan fino en defensa"

Con cuatro tantos el esportinguista es una de las revelaciones de la Liga 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 Una bronca de Preciado, en el descanso ante el Athletic, le hizo explotar y convertirse en uno de los centrocampistas del momento: 'Me dijo que tenía que tirar más a puerta y ¡vaya si lo hice!'. Miguel de las Cuevas (Alicante, 1986), se mide hoy al Real Madrid. Su salida del Atlético para reforzar al cuadro de Preciado está confirmando que no se equivocó de destino.

Sin ser delantero es el máximo goleador del Sporting, ¿esperaba este inicio?

No. Mi faceta siempre ha sido la de asistir. Tenía ganas de empezar, de demostrar lo que puedo hacer, pero no me imaginaba marcando goles.

 Poco más de 20 partidos con el Atlético en tres años. Credenciales escasas para una reválida tan excelente.

Es cierto, pero ahora tengo confianza y soy feliz. Todo esto me sirve para crecer.

'El Barça tiene el balón y no te deja jugar; los de Pellegrini, no'

Se ve que en el Atlético no confiaron mucho en usted.

Tuve pocas, muy pocas oportunidades. Tenía gente delante de mí en el mismo puesto, jugadores que eran internacionales y que habían costado mucho dinero.

Demuestra que, con continuidad, todo es posible.

La continuidad te da confianza, es clave, porque da tranquilidad para jugar y te sale lo que intentas. Ahora sé que, aunque me equivoque o no tenga un buen día, voy a seguir jugando, que no voy a ir al banquillo.

Firmar por el Sporting le ha hecho sentirse valorado.

Más que valorado, me ha hecho sentirme importante dentro del equipo. Lo necesitaba. Y más, porque creo que es un aspecto fundamental para ganar.

Su lesión según llegó al Atlético, casi 500 días sin jugar, también fue un lastre.

Fue muy complicado, porque sabía que hacerse después con el sitio, con gente de tanta calidad, era complicado.

¿Qué le faltó?

Jugar día a día. Eso supone mucha confianza. Muchas veces creía haber jugado bien y al partido siguiente, fuera del equipo.

¿No le dejaron o no supo hacerse con un sitio?

Un poco de todo. Insisto en que había veces en las que, aún jugando bien, venía gente más importante a recuperar el sitio. Por ejemplo, en mi puesto estaba Maxi o Simao por delante de mí y ellos iban a jugar porque tenían la confianza de Aguirre que yo no tenía.

¿Puede sentirse como un arma arrojadiza contrael club viendo el momento en el que está?

Ni quiero ni es mi intención. Cuando me fui fue por decisión propia y no me desearon nada malo. Ahora, cuando juego bien, pienso en mi futuro.

En Gijón se ha convertido, en menos de dos meses, en un referente en el plantel.

Han tenido que ver mucho los cuatro goles. Sé que el Sporting pagó por mi fichaje y que la afición, al principio, estaba un poco nerviosa, pero ahora están volcados.

El Sporting sigue sorprendiendo.

Confiamos muchísimo en nosotros mismos. Siendo humildes no tenemos miedo a nadie. Siempre salimos a ganar en todos los partidos, con decisión y sin presión.

'Con Preciado se puede hablar; Abel y Aguirre no son tan cercanos' 

¿Cómo juega el Sporting?

Somos muy sólidos defendiendo y aprovechamos la velocidad en ataque. Hay veces en las que parece que no estamos y matamos a la contra, hacemos mucho daño.

¿Qué les da Preciado? ¿Es tan distinto a Aguirre o a Abel?

Es un fenómeno. Muy distinto a los otros. Con Preciado se puede hablar, tiene un trato muy cercano, los entrenamientos los hace amenos y habla con todos. Todos nos sentimos importantes, incluso los que no juegan. Abel o Aguirre no son tan cercanos, son distantes, se relacionan poco con los jugadores.

Y hoy, les visita el Madrid.

Tenemos ganas de jugar con ellos. Afrontamos el partido muy tranquilos, alegres. No es un rival de nuestra Liga y sabemos que es complicado, pero nos tenemos mucha confianza. Además, viendo la tabla, sin presión tras ganar a Mallorca y Athletic, jugar es como un premio. Si llegamos a fallar en los partidos previos y nos vemos ahí abajo ¡¡ufff!! No me imagino cómo estaríamos...

¿Saben cómo pararal Madrid?

Viendo sus últimos partidos, se ven cosas. Tienen mucha pegada y crean ocasiones, pero se les puede hacer daño porque en defensa no andan tan finos. No son como el Barça, que tiene el balón y no te deja jugar. Los de Pellegrini no hacen eso, te permiten jugar y eso hay que aprovecharlo.

Pero su juego, pese a los fichajes, es vulgar.

Tienen mucho gol, cualquier jugador te mata, pero nuestra forma de jugar les puede hacer que estén muy concentrados, sin cometer errores, porque como nos den espacios

De ganarles, ahora o nunca.

Es un plus anímico cogerles ahora. Estamos con confianza y salimos a disfrutar. Creo que la presión es de ellos, nosotros hemos hecho los deberes.

Están de moda los bajitos de calidad como usted.

Está claro que, por tamaño, tienes otras características que te permiten hacer cosas distintas.