Público
Público

Madrid pagó ambulancias extra fuera de concurso

El Summa 112 dice que sólo realiza servicios la adjudicataria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid desembolsó más dinero del que debería en ambulancias de transporte sanitario urgente. Según denuncia un trabajador del servicio, para paliar el déficit de ambulancias, el Summa 112, reponsable del servicio público de ambulancias, contrató entre julio de 2006 y marzo de 2007 casi un millar de traslados urgentes a ocho empresas, aunque esos servicios los debía realizar en teoría la empresa que ganó el concurso público en junio de 2006. Ésta no realizó los servicios que debía pero cobró por ellos. El gerente del servicio de ambulancias de la Comunidad de Madrid, Pedro Martínez Tenorio, niega ambos extremos y asegura que cualquier documento que así lo demuestre “está falsificado”.

Según consta en las tablas que utilizan en el Summa 112, la empresa adjudicataria del servicio de ambulancias urgentes (Isolux Corsán) realizó —desde que firmó el contrato con la administración en julio de 2006, a diciembre de 2007— 40.000 horas menos de las que se comprometió, aunque cada mes cobró como si hubiera cumplido el contrato.

Más de un millón de más

Según el acuerdo entre Isolux Corsán y Summa 112, “los tiempos de disminución en la disponibilidad de vehículos se computarán y serán descontados de la factura mensual”. Por tanto, si cada hora se paga a unos 30 euros, la Comunidad de Madrid ha pagado 1,35 millones de euros de más. Por otra parte, según documentos internos del centro coordinador del Summa 112, las empresas de ambulancias que cubrieron ese hueco, cobraron cerca de 100.000 euros. Martínez Tenorio asegura que el Summa 112 nunca contrató ambulancias para los servicios de urgencias, porque Isolux Corsan no realizó menos horas de las acordadas en el contrato.

Sin embargo, el gerente de la empresa Ambulancias SASU, Maximiliano Alonso, que era la adjudicataria de las urgencias antes del concurso de 2006, asegura que el Summa 112 la contrató en varias ocasiones, para servicios urgentes y no urgentes. Alonso asegura que su empresa ahora sólo trabaja con centros privados y explica que ni se presentó al concurso porque no le salía a cuenta.

Pedro Martínez Tenorio atribuye las declaraciones de Alonso a “una pataleta de las empresas que se quedaron fuera” del último concurso y explica que en todo caso, el Summa 112 sí echó mano de empresas de ambulancias sin concierto económico pero para el transporte no urgente, “porque se modificó la distribución por zonas”.

También el administrador de Ambulancias Alfener asegura que realizaron transportes urgentes después de que se adjudicaran estos servicios por concurso público. Isolux Corsán, la empresa adjudicataria, fue la única que se presentó al concurso.

Además, su propuesta era muy buena: se comprometió a hacer el servicio por 832.000 euros menos que la base de licitación, y ofertó 1.252 horas al día, 103 más del mínimo que se pedía. Pero sólo cumplió 1.160. El Partido Socialista de Madrid exigirá explicaciones al gobierno regional en marzo.