Público
Público

El Madrid se quita su única mancha

Incómoda victoria de los blancos ante el Khimki

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un partido del Madrid sin un aireado tiempo muerto de Messina es una imagen inconcebible en Vistalegre. La escena no entiende de diferencias. Aparece en muchos días balsámicos en la ACB y, cómo no, la bronca se hizo notar ayer cuando el Khimki no acababa de creerse que podía sacar petróleo a pesar de su desventaja (65-59, m. 38). Porque el Madrid mandaba, pero se sentía incómodo ante la zona que planteó Scariolo.

Cada intento de pase se convertía en un ejercicio de funambulismo entre el bosque de brazos que promulgaba el esquema moscovita. Un triple de Llull (15-13, m. 11) acomodó la primera ventaja del Madrid.

Hasta entonces, el Khimki prometía otro guiño ante los de Messina. Los lanzamientos de Langford y McCarty, junto al dominio en la zona de Javtokas, sostenían la propuesta rusa. Pero la intensidad del trío se quedó sin la filosofía de Raúl López y Cabezas.

El Madrid supo hacer suyo un partido condenado al trabajo, con el que se quitó la mancha de su única derrota de esta temporada y se pone líder de grupo.