Publicado: 25.11.2014 21:12 |Actualizado: 25.11.2014 21:12

Madrid sale a la calle contra la violencia machista en una multitudinaria manifestación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni el frío ni la lluvia impidió a cientos de mujeres y hombres de todas las edades marchar en el Día Internacional contra la Violencia de Género.  Tarareando lemas como "no son locos, son asesinos", ninguna mujer sin protección, ningún maltratador sin castigo" y a al son de los tambores,  los manifestantes -convocados por el Foro de Madrid por la violencia de Género- salieron desde la Plaza de Ópera en dirección a la Puerta del Sol.

"Pegar, jamás", "por ti, por todos, no lo toleres" rezaban los carteles que cargaban las asistentes, muchas de ellas con máscaras blancas, gesto simbólico para representar a las 55 mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas en lo que va de año, mientras marchaban además de los cánticos, se contó varias veces hasta llegar a 55, en memoria de las desaparecidas que ya no tiene voz. 

"Estamos aquí reunidas personas de toda índole, de muchas organizaciones, y sindicatos, nos reunimos porque tenemos que hacer visible que la violencia mata, y que se tiene que implementar desde el estado con medidas", aseguró con rotundidad un miembro de la asociación  "Derecho a decidir" que también recordó las consecuencias que traen los recortes del Gobierno del PP en la violencia a las mujeres. 

Muchos jóvenes participaron en la marcha, alzando su voz por todas las víctimas; "somos estudiantes, venimos aquí por nuestra cuenta, con educación esto se podría prevenir, violencia es todo, el machismo no es solo violencia física, eso hay que cambiarlo desde el inicio, desde pequeños" afirmaron a Público dos estudiantes de magistario de 21 años de edad. 

A ritmo de batucada, los manifestantes llegaron sobre las 20:30 horas a la Puerta del Sol, dónde, ya en silencio -cargando velas y claveles blancos- los asistentes escucharon el manifesto leido por la actriz Natalia Dicenta y las filósofas Luisa Posadas y Alicia Miraye en el que se leyeron los nombres de las 55 desaparecidas en 2014, reivindicando la injusticia de sus muertes y la preocupante lacra social que supone el machismo.

El lema de este año, "ninguna mujer sin protección, ningún maltratador sin castigo" resonó varias veces durante el manifiesto en Sol. También hubo palabras para los afectados colaterales de la violencia machista, que "sufren igual que las víctimas", niños y niñas, las víctimas indirectas. 

"De las 55 mujeres asesinadas, 8 pertenecen a la comunidad de Madrid" recalcó Dicenta, voceando también otro de los lemas más oídos de la jornada; "no son enfermos, son asesinos".

"La violencia de género es un fenómeno sangrante consecuencia de la desigualdad y de prejuicios y estereotipos culturales que alientan la discriminación, hoy queremos luchar para que no se abandone a su suerte a miles de mujeres, lucharemos contra cualquier retroceso sobre lo ya alcanzado". Durante la lectura del manifiesto, recordaron también que a diéz años de la aprobación de la actual ley contra la violencia de género, reclamando una mayor implicación del Estado en la lucha contra la violencia machista, cuestionando también los registros y recuentos del Ministerior del Interior.

"La ley aprobada hace ya 10 años fue un éxito, pero actualmente existen luces y sombras que se deben modificar" afirmaron en el manifiesto destacando además la importancia de desarrollar mayores políticas de prevención y no recortar presupuestos en campañas de concienciación y ayudas a las víctimas. Mujeres de todas las edades con nombres y apellidos silenciadas por "el machismo más brutal".