Publicado: 25.05.2012 19:32 |Actualizado: 25.05.2012 19:32

"Madrid será la cuna del fascismo"

Cientos de ultraderechistas han participado en una marcha, tolerada por las autoridades, repleta de banderas nazis y saludos fascistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cientos de ultraderechistas han marchado esta tarde en Madrid en una manifestación convocada por Falange Española y el Nudo Patriota Español en Defensa de la Unidad de España en el centro de Madrid. La marcha ha estado marcada por insultos a los aficionados de Barcelona y Athletic de Bilbao que se han desplazado a la capital para ver la final de Copa, a los que han acusado de separatistas y terroristas, así como por banderas franquistas o hitlerianas y cánticos como: “España será la cuna del fascismo”. La marcha contaba con la autorización de las autoridades.

La manifestación, que ha comenzado pasadas las seis de la tarde, coincide con las horas previas a la celebración de la final de la Copa del Rey de Fútbol en el estadio Vicente Calderón , donde disputarán este trofeo el Athletic de Bilbao y el Barcelona. En un discurso pronunciado por Álvaro Romero Ferreiro, de Falange, la organización ha justificado la protesta como respuesta a las presuntas provocaciones de los seguidores de los hinchas de ambos equipos de fútbol. “Las autoridades han permitido que facciones separatistas vengan a Madrid a demostrar que quieren separarse de España”, ha señalado Romero.

A lo largo del recorrido los manifestantes han coreado eslóganes como "España unida jamás será vencida", "España entera y solo una bandera" o “rojo el que no bote” entre banderas de las SS hitlerianas, aguiluchos y esvásticas.  La marcha estaba encabezada por una gran bandera española portada por doce personas y por una pancarta que rezaba "La unidad de España no se vota ni se negocia", de Falange Española. Entre las frases más coreadas también estaba "Cataluña española",  "Orgullosos de ser españoles", "Separatistas terroristas", "Separatismos, ilegalización" y "Euskal presoak (presos vascos) cámara de gas".


La manifestación ha finalizado alrededor de las 20.00 horas cuando los manifestantes han extendido la mano en el gesto del saludo fascista y han cantado tanto el Cara al sol como el himno de España preconstitucional. Por último, los asistentes han reclamado la puesta en libertad del soldado Josué Estébanez, condenado a 26 años de cárcel por matar al joven Carlos Javier Palomino en un vagón de Metro de la estación de Legazpi, en 2007.

La Delegación del Gobierno en Madrid, que en un principio admitió sin reparos la marcha, intentó retrasar la manifestación hasta el próximo lunes, para evitar su coincidencia con el partido de fútbol, pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anuló la resolución que había adoptado en este sentido.