Publicado: 16.03.2014 14:57 |Actualizado: 16.03.2014 14:57

Madrid se tiñe de blanco para pedir a González que formalice en el BOCM la retirada del plan privatizador

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La marea blanca ha salido este domingo a las calles de Madrid por decimoséptima vez para protestar contra las derivaciones de pruebas a centros privados y para reclamar que la retirada de la externalización se formalice en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM). Además, los miles de asistentes han pedido la devolución del sistema de gestión pública de la extracción de sangre de la Comunidad, así como la de la Lavandería Central Hospitalaria.

La manifestación ha sido convocada por la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MEDSAP) —que agrupa a trabajadores sanitarios y pacientes, así como a otras organizaciones sociales— y ha comenzado a las 12 horas en el Hospital La Princesa continuando hasta la Puerta de Alcalá.

La secretaria de la Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO, Rosa Cuadrado, ha declarado que todavía hay "muchas amenazas sobre nuestras cabezas: continuos recortes, no hay ninguna inversión en la sanidad pública y las plantillas son muy reducidas". A ello añadió, también que se siguen derivando fondos públicos a la privada "con la disculpa de que la pública no puede hacerles frente".

En relación con la situación de la Lavandería Central Hospitalaria, la portavoz de la asociación de la Lavandería, Nieves Planet, ha manifestado que la concesionaria "han recortado un 46% de sueldo, hemos pasado de cobrar 1.100 a 645 euros, creo que es una rebaja muy importarte".

Además, Planet ha incidido en que la empresa encargada de la Lavandería, Flisa, está contratando personas con discapacidad. "Lo hacen porque ellos reciben 341 euros todos los meses por subvención, porque no tienen reparos en echarlos si no valen", ha destacado.

Por su parte, la portavoz de la Asociación de Empleados del Centro de Transfusión de Madrid, Deli Edreira, ha apuntado que protestan porque quieren que "se retroceda en el acuerdo firmado entre la Comunidad de Madrid y la Cruz Roja". Este convenio permite a la Cruz Roja realizar transfusiones de sangre en puntos de calle donde antes se situaba el Centro de Transfusión público "cobrando 67 euros por bolsa de sangre".

Además, la secretaria de Sanidad del PSM, Laura Oliva, ha destacado que su partido sigue apoyando estas convocatorias "porque el Gobierno regional espera a que llegue un momento más propicio para sus intereses y por lo tanto es importante que esta marea blanca se siga movilizando por las calles de Madrid en defensa de lo que es de todos".