Público
Público

El Madrid se une a la cabeza con su triunfo en la prórroga y siguen a su estela Kalise y DKV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El serbio Igor Rakocevic, máximo anotador de la Liga ACB, representa mejor que nadie el festival anotador vivido en la vigésima jornada del campeonato, en la que consiguió una cifra (37 puntos) que no se veía desde la temporada 2005-06 para poner la guinda la sensacional duelo del Buesa Arena entre el Tau y el Unicaja, rebasado por el Real Madrid, que ya es tercero.

Rakocevic le tiene la medida tomada al Unicaja y fue un martillo pilón (100-90). El último jugador que firmó una tarjeta tan prolífica fue su hoy compañero de equipo Will McDonald. Lo consiguió en la jornada decimoséptima de la temporada 2005-06. Nada de eso, de todos modos, puede borrar de la retina el mate que Marcus Haislip descargó en el aro vitoriano en pleno fragor de la batalla. Impresionante.

Menos llamativo a primera vista, pero también muy efectivo, resultó Fran Vázquez en la cancha del Pamesa Valencia. El gallego firmó quince puntos y cinco rebotes y el Pamesa cedió por 61-80 ante el Barcelona, que ahora tiene justo detrás, en la tercera plaza, al Real Madrid.

Los blancos necesitaron la prórroga para superar al Bruesa GBC (90-90 y 110-100 al final) en una mañana plagada de ausencias por diferentes motivos físicos (Raúl López -contractura en el adductor derecho-, Pepe Sánchez y Venson Hamilton -sendas lumbalgias-) y el estadounidense Louis Bullock convertido en fiel escudero de Felipe Reyes (dieciséis puntos) y seguro de vida del Madrid gracias a sus veintiséis puntos.

El Madrid se queda en la tercera plaza y el Unicaja cae a la quinta, ya que también le rebasa el DKV Joventut, que hizo los deberes con diligencia frente al ViveMenorca (92-74) y una ración de Ricky Rubio: dieciséis puntos con tres triples y seis asistencias). Además, Joan Tomas tomó la alternativa en la ACB bajo la camiseta verdinegra con dieciséis años.

El canadiense Carl English también insufló empuje al Kalise Gran Canaria. Otro de los grandes anotadores el campeonato dejó su selló ante el Fuenlabrada, al que endosó diecinueve puntos en el primer tiempo y 33 al final del encuentro (92-85).

El marcador del Centro Insular de Deporte ha permitido que el iurbentia Bilbao, que pudo con el correoso Ricoh Manresa (97-93), cazase al fuenlabrada y a los manresanos en la zona de los puestos que dan acceso a las eliminatorias por el título, aunque la octava plaza continúa en poder de los fuenlabreños.

Muy importante han sido también la jornada para dos equipos que pelean en los bajos fondos de la clasificación. El MMT Estudiantes sacó adelante una salida que puede marcar el futuro, ya que ganó al Murcia a domicilio (78-99) y manejó una renta máxima de treinta puntos. El Murcia ha perdido este encuentro y el anterior, contra el Barcelona, con un déficit total de sesenta puntos. Además, el Cajasol ganó al Granada (73-65) y ya acecha a los murcianos.