Publicado: 11.06.2014 09:47 |Actualizado: 11.06.2014 09:47

Madrid y Barcelona se quedan sin taxis contra el "intrusismo" de Uber

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Taxistas de varios países europeos han convocado este miércoles una jornada de paros y manifestaciones, en protesta porque empresas como la estadounidense Uber estén operando en España "sin respetar las leyes vigentes".

Pasadas las 9 de la mañana, en Madrid la protesta estaba siendo secundada por el 100% de los profesionales y se estaban cumpliendo los servicios mínimos, según las asociaciones mayoritarias del sector.

La manifestación de los taxistas partirá a las 11 horas desde Cuzco, para llegar a Fomento, por el paseo de la Castellana

Un día después de que Fomento anunciase su intención de tomar medidas contra este tipo de empresas, los taxistas consideran que esta respuesta llega "tarde y mal", por lo que mantienen las manifestaciones convocadas en ciudades como Madrid o Barcelona, y los paros en la primera.

Según la patronal, Uber lleva ya dos meses operando en Barcelona, y hasta ahora sólo se ha abierto una diligencia informativa por parte de la Generalitat de Cataluña, pero nadie ha sido sancionado. De momento, es la única ciudad española en la que la empresa estadounidense tiene presencia, pero los taxistas temen que pueda implantarse en otras localidades.

La Asociación Gremial de Auto Taxi y la Federación Profesional del Taxi, las dos asociaciones mayoritarias del sector en la capital, han convocado a los taxistas de Madrid a un paro de 24 horas desde las 6 de la mañana de este miércoles.

La manifestación de Madrid, donde hay más de 16.000 taxis, dará comienzo a las 11 horas e irá desde la plaza de Cuzco hasta el Ministerio de Fomento, por el paseo de la Castellana.

La manifestación de taxistas convocada hoy contra las empresas que ponen en contacto a conductores particulares y usuarios a través de Internet provocó cerca de 300 kilómetros de atascos a primera hora de la mañana en las entradas de París, más del doble de lo registrado un día habitual.

Cientos de taxis salieron en caravana desde los aeropuertos parisinos de Roissy Charles de Gaulle y de Orly en dirección a la capital en una de las llamadas "operación caracol", que por su baja velocidad buscan retener el tráfico.

Los convocantes quieren que la situación "sea tomada en serio por los poderes públicos"

Las federaciones del gremio, que se han unido a protestas de este mismo tipo organizadas hoy en otras ciudades europeas, denuncian la a su juicio "competencia desleal" que llevan a cabo los servicios de transporte en vehículos compartidos por particulares (VTC) como Uber.

Los convocantes buscan en Francia, según la intersindical, que la situación "sea tomada en serio por los poderes públicos y que se encuentren soluciones definitivas para restablecer condiciones de competencia sanas en el transporte de personas".

Los taxis franceses denuncian que en los últimos cinco años se ha dado un incremento de la oferta de transporte del 70 por ciento, que no ha ido acompañado de la misma evolución en la demanda.

"Este excedente de oferta brutal conducirá sin ninguna duda a dramas económicos y humanos, tanto para los conductores de taxis como para los de VTC", apuntan en su convocatoria, en la que piden que se paralice la propuesta de ley en marcha hasta que no hayan sido consultados representantes del sector.

La guerra entre ambos servicios, que se remonta al año 2009, se ha recrudecido en los últimos meses y obligó al ex primer ministro Jean-Marc Ayrault a anunciar el nombramiento de un mediador, Thomas Thévenoud, para establecer "nuevas reglas" que eviten la competencia entre ambas profesiones.

Las propuestas que ya se han filtrado, según los manifestantes, añaden nuevas limitaciones a los taxistas, al no imponer una carrera mínima a los VTC o permitir la entrada en el mercado de 3.000 de esos vehículos adicionales.

La movilización en otras capitales europeas demuestra "que esas distorsiones de competencia van más allá de nuestras fronteras", indican los taxistas galos, mientras que esos servicios alternativos reivindican su derecho a emprender.

Los conductores de los tradicionales taxis de Londres protestan hoy contra de la aplicación móvil Uber, que conecta a los usuarios con conductores particulares, lo que puede provocar una gran congestión de tráfico en la capital.

La empresa Transport for London (TfL), que gestiona el transporte de la ciudad, advirtió hoy de que habrá problemas de circulación debido a la esperada gran participación de taxistas.

Los taxistas británicos, molestos porque Uber utiliza una aplicación para calcular el coste del viaje, algo similar al taxímetro

La Asociación de Conductores de Taxis con Licencia espera que unos 12.000 conductores se sumen a la manifestación, que tendrá lugar en la plaza de Trafalgar y en el área cercana al Parlamento de Westminster, ambas en pleno centro de la ciudad.

Esta protesta, que empezará a las 13.00 horas GMT y sólo se podrá prolongar durante una hora, es similar a otras convocadas en Europa por el cada vez mayor uso de la aplicación Uber.

Estos servicios de transporte no profesional, que se implantan en distintas ciudades europeas, ponen en contacto a particulares y les ofrecen la posibilidad de compartir los gastos de viaje.

Los chóferes de los taxis negros de Londres han manifestado su descontento por que Uber utiliza una aplicación para calcular el coste del viaje, algo que consideran es equivalente al taxímetro, que sólo ellos están legalmente autorizados a utilizarlos.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-los-clientes-de-taxis-y-de-las-aplicaciones-para-compartir-coches-son-los-mismos