Público
Público

Madrid y Baskonia se enfentarán en las semifinales de la Copa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Madrid y el Caja Laboral Baskonia ganaron el viernes sus respectivos partidos ante el DKV Joventut y el Bizkaia Bilbao y se medirán el sábado en las semifinales de la Copa del Rey de Baloncesto a las que se habían clasificado previamente el Regal Barcelona y el Power Electronics Valencia.

El equipo madrileño venció al conjunto de Badalona por 90-82 gracias a la gran actuación de su pareja de bases Sergio Llull y Marco Jaric, que sumaron entre los dos 55 de los 90 que consiguió el conjunto blanco.

El internacional español fue de menos a más y terminó el partido con 29 puntos y un 67 por ciento de acierto en triples, mientras que el serbio, fichado en el mercado de invierno procedente de los Memphis Grizzlies de la NBA, anotó 26 puntos, capturó cinco rebotes y repartió cuatro asistencias.

Previamente, el Caja Laboral se llevó con comodidad por 75-62 el duelo entre equipos vascos con una gran actuación de Fernando San Emeterio, que consiguió 23 puntos, siete rebotes y dos asistencias.

El Bilbao, que se metió en el torneo como anfitrión, no estuvo a la altura y cayó ante el último ganador del torneo, el año pasado en Madrid ante el Unicaja de Málaga.

El Barcelona y el Valencia jugarán el sábado la primera semifinal del torneo, mientras que el partido disputado entre el Real Madrid y el Caja Laboral decidirá el segundo finalista.

El pabellón BEC de Bilbao, remodelado para la ocasión y con capacidad para 15.000 personas, mostró un gran colorido en unas gradas que compartieron las ocho aficiones y estableció, con 14.417 espectadores, el récord de asistencia a un partido de Copa del Rey en el partido entre el anfitrión y el Baskonia.

La Copa del Rey de Baloncesto es uno de los torneos más espectaculares del baloncesto europeo al congregar a los siete mejores equipos de la primera vuelta de la ACB y al anfitrión de la competición en unos encuentros que se disputan en tan solo cuatro días, por lo que habitualmente cuentan con la presencia de numerosos ojeadores de la NBA.