Público
Público

Madrid y Vitoria analizarán "caso a caso" la seguridad del TAV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los Gobiernos central y vasco analizarán "caso a caso" las medidas de protección a adoptar para todas las personas y empresas involucradas en la construcción de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV) en el País Vasco, según explicó este jueves, el consejero de Interior vasco, Javier Balza.

Entrevistado en Euskal Telebista, Balza se refirió a la reunión mantenida ayer en la sede de la Confederación de Empresarios vascos (Confebask) en Bilbao en la que participó junto al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez; la consejera vasca de Transportes, Nuria López de Guereñu; el presidente de ADIF (Administrador de Infraestructura Ferroviarias) y representantes de las empresas y asociaciones empresariales del sector de obras públicas que operan en la Comunidad Autónoma Vasca.

El consejero dijo que en la citada reunión acordaron "analizar caso a caso, personalizadamente, las necesidades de seguridad de todo el que está alrededor de la obra".

Se atenderá, añadió, "las necesidades, no sólo de los directivos de las empresas, sino de las personas que están trabajando en la construcción, como la seguridad también de la propia infraestructura, porque el compromiso es que esta obra siga adelante".

Además, las instituciones implicadas en la construcción de la infraestructura ferroviaria se comprometieron a "servir de plataforma para que se mantenga el apoyo social a quienes están trabajando y a la propia infraestructura".

Confebask ya explicó anoche en un comunicado que el encuentro tenía como objetivo "trasladar a las empresas un mensaje de apoyo y solidaridad tras el atentado que costó la vida al empresario guipuzcoano Ignacio Uría Mendizabal" y el de realizar "un análisis conjunto de la situación creada", para después definir "las medidas de seguridad pertinentes a adoptar".

La pasada semana y tras el asesinato de Uría, Balza ya anunció que el objetivo prioritario de su departamento sería la seguridad de las personas involucradas en las obras de la Y vasca.

"Tenemos que llegar hasta el último eslabón que sea necesario en materia de seguridad porque esta obra se va a construir, nos vamos a dejar la piel, porque esta obra va a salir adelante y el País Vasco va a contar con esta infraestructura de modernidad, que no van a conseguir parar unos terroristas", dijo Balza el pasado jueves.