Público
Público

Un maestro del pensamiento

Pérez Borbujo y Rubert de Ventós explican a Público las reflexiones de Trías sobre los límites de la razón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

“Era desde hace tiempo un filósofo de referencia y lo seguirá siendo con toda seguridad”, porque su trabajo será objeto de estudio y de revisión, explica para Público uno de sus compañeros de trabajo más cercanos en la Facultad de Humanidades de la Universitat Pompeu Fabra, el profesor Fernando Pérez-Borbujo.

Destaca que sus reflexiones sobre el sentido de la existencia, sobre los límites de la razón, la capacidad de diálogo entre razón y simbolismo, la del propio ser humano para ajustarse a su propia condición son de gran actualidad.

Entre sus contribuciones, Pérez-Borbujo señala las de los años como profesor en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona y sus aportaciones comoprofesor de Estética. Reflexiones críticas sobre Estética en relación a la Arquitectura.

Pérez-Borbujo apreciaba en él una inteligencia superdotada y una gran tranquilidad en su comportamiento.

Era “tímido y reservado”, explica, pero ello no le impidió, intervenir como “un auténtico maestro del pensamiento” y participar en múltiples discusiones. Fue un filósofo siempre comprometido con su tiempo y de gran clarividencia.

Otro compañero muy cercano en la tarea de estudiar, elaborar y divulgar filosofía, Xavier Rubert de Ventós, ha recordado también para este diario algunas de sus aventuras personales, en tiempos de clandestinidad y exilio.

“A él le interesaban los límites de la conciencia. A mí, los de la resistencia”, señala este otro catedrático de Estética de la Universitat Politècnica de Catalunya. “El quería penetrar en la capacidad de comprender” y conocer sobre el límite de la conciencia del ser humano.“

Trabajamos juntos, pero no éramos un matrimonio de conveniencia”, La relación con el catalanismo “nos distinguió, pero no nos separó”. Rubert de Ventós, que hoy presta apoyo al independentismo, fundó con Eugenio Trías el Colegio de Filosofía y destaca la sensibilidad acatalanista de su compañero hoy desaparecido. “Él sentía una cierta alergia por el catalanismo pujolista”, cuenta.

Durante estos últimos años, Eugenio Trías ejerció su labor en la Universitat Pompeu Fabra. “Estuvo en este proyecto desde el inicio” y en él asumió la dirección del doctorado en Humanidades, señala Fernando Pérez-Borbujo, que también subraya la impronta que deja en el Institut Universitari de Cultura, del que fue fundador y director.

Entre las últimas obras publicadas por Eugenio Trías, los estudiosos destacan un gran libro de argumentos musicales, El canto de las sirenas un compendio de ensayos consagrados a insignes compositores. Quiso construir con ese canto “el Gran Relato que algunos de los mejores músicos occidentales han ido escribiendo a lo largo de los últimos cuatrocientos años”.

Estaba enfermo desde hace siete años de un cáncer de pulmón, pero siguió trabajando como es obvio sobre Filosofía de la Música y preparaba otro libro de reflexiones sobre Cine y sus grandes directores, como Alfred Hitchcock y Francis FordCoppola, que se publicará póstumamente.