Público
Público

La Mafia apoyó a Berlusconi a cambio de favores

Un arrepentido reveló en 1994 el pacto entre la Cosa Nostra y el hombre fuerte de Il Cavaliere

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

De nuevo, la confesión de un arrepentido de la Mafia esparce sombras sobre las circunstancias que rodearon el acceso al poder de Silvio Berlusconi en su primera incursión en las urnas, en 1994. Según el testimonio del jefe mafioso de la localidad siciliana de Caltanisseta, Luigi Ilardo, la Cosa Nostra habría negociado con el senador Marcello dellUtri apoyar la candidatura de Berlusconi a cambio de favores.

DellUtri es un íntimo amigo de Il Cavaliere, cofundador de Forza Italia (el partido conservador con el que el magnate de Milán llegó al poder) y su hombre fuerte en Sicilia. En esas elecciones, en marzo de 1994, Forza Italia arrasó en la isla y este buen resultado contribuyó a la llegada de Berlusconi al poder por primera vez. En esa ocasión sólo resistió un año, pues se le procesó por presunta corrupción y su socio en el Gobierno, la Liga Norte, provocó su caída.

Las revelaciones fueron hechas años atrás, pero salen a la luz durante el proceso de apelación de la condena por asociación mafiosa de DellUtri y la investigación por el presunto pacto entre el Estado y la Mafia en los años en que el máximo dirigente de la Cosa Nostra era Bernardo Provenzano. DellUtri fue condenado en 2004 a nueve años de prisión, pero no ha cumplido condena en espera del resultado de la apelación.

Quien ha desvelado el caso es el coronel de los Carabinieri (La Policía militar), Michele Riccio, citado en un informe de la Fiscalía de Palermo. Riccio cuenta que en febrero de 1994, Luigi Ilardo le aseguró que Provenzano había negociado con DellUtri. Y que le dijo que 'hace un mes, los palermitanos han tenido una reunión restringida con representantes de otras familias sicilianas, y se ha decidido que todos los miembros de las diversas organizaciones mafiosas del territorio nacional deben votar a Forza Italia'.

El arrepentido, según el informe publicado ayer por La Repubblica, añadió que DellUtri 'ha garantizado leyes a favor de los procesados de varias familias' y la 'cobertura futura de los intereses económicos' de la mafia, como 'concursos públicos y financiación estatal'.

En su día, Riccio elaboró un informe a partir de sus conversaciones con Ilardo, que poco después fue asesinado supuestamente por sus ex compañeros mafiosos. Pero el coronel Riccio evitó poner el nombre de DellUtri en el informe porque no se fiaba de su superior, Mario Mori. Tiempo después, Mori fue investigado por colaborar con la Cosa Nostra, pero fue absuelto.

Este nuevo informe se añade a otras revelaciones anteriores, que contribuyeron a la condena a DellUtri. Uno de los que ya hablaron del pacto entre la mafia y el senador siciliano fue Antonino Giuffrè, el hombre de confianza del capo de los capos, Provenzano. En su confesión aseguró que, a cambio de su apoyo al Gobierno de la derecha, los mafiosos esperaban una mejora del régimen de aislamiento reservado para los capos del crimen organizado, conocido como régimen 41 bis.

Además, en Palermo se investiga también si hubo un pacto de Estado con el jefe mafioso Provenzano para acabar con la campaña de atentados de la Cosa Nostra a principios de los noventa. En virtud de este pacto, Provenzano habría conseguido librarse de la cárcel. De hecho, no fue detenido hasta el 1 de abril de 2006, el día de la victoria electoral del progresista Romano Prodi.