Público
Público

Magic y Spurs mandan el primer mensaje ganador y de buen juego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si en la jornada inaugural de la NBA, los Celtics de Boston y Los Ángeles Lakers mandaron su mensaje ganador, en la segunda, los Magic de Orlando y los Spurs de San Antonio hicieron lo propio y además con buen juego.

Los Magic, el único equipo invicto en la pretemporada con ocho triunfos consecutivos, mantuvo su racha en el primero de la nueva liga con una exhibición encestadora y juego de equipo, que dejó sin respuesta a los Sixers de Filadelfia para ganarlos por 120-106.

El pívot Dwight Howard con 21 puntos y 15 rebotes encabezó una lista de seis jugadores que tuvieron dobles dígitos y entre los que se encontraron los nuevos fichajes del escolta Vince Carter (15), Ryan Anderson (16) y Jason Williams (15), el "Chocolate Blanco", que está de regreso y en mejor forma que nunca.

Por parte de Los Sixers, la única novedad que tuvieron con relación a la pasada temporada fue el entrenador Eddie Jordan, que de momento no ha hecho nada especial con el equipo, al que le faltó respuestas al juego de conjunto e individual de los Magic.

El equipo de Orlando, campeón defensor de la Conferencia Este, ha formado una plantilla mejor y más equilibrada que la pasada temporada, sin que la marcha del alero turco Hedo Turkoglu, les haya afectado.

El optimismo volvió a de nuevo al AT&T Center de San Antonio, donde los Spurs, con un Manu Ginóbili en plenitud de forma física y de inspiración, y la gran revelación de la pretemporada, el ala-pívot novato DeJuan Blair, ganaron con facilidad 113-96 a los Hornets de Nueva Orleans.

Los Spurs volvieron a ser el equipo dominante en ataque y de presión en defensa, mientras que el novato Blair que salió para jugar en el puesto de número cinco respondió con un doble-doble de 14 puntos y 11 rebotes.

"Sencillamente, espectacular", admitió el entrenador de los Hornets, Scott Byron. "Salir con su altura a jugar de pívot, hacerlo 23 minutos y conseguir un doble-doble, es para descubrirse".

Los Nuggets de Denver también enviaron el mensaje ganador en su debut de la nueva temporada al imponerse por 114-105 a los Jazz de Utah.

El alero Carmelo Anthony, con 30 puntos, y el base Chauncey Billups, que aportó 25, fueron los líderes en el ataque de los Nuggtets.

El base novato Ty Lawson, que aportó 17 puntos, fue la clave del resurgir de los Nuggets en el cuarto periodo al conseguir siete tantos y ser el jugador que le dio nueva energía a su equipo para romper la defensa de los Jazz.

Esta vez los dobles-dobles que lograron el base Deron Williams (28 puntos, 13 asistencias) y el alero Carlos Boozer (12 tantos, 11 rebotes) no fueron suficientes para impedir la derrota.

Los Celtics, que llegaron felices con su triunfo la noche anterior ante los Cavaliers de Cleveland, debutaron ante sus seguidores con una victoria mucho más fácil de lo previsto (92-59) ante los Bobcats de Charlotte, que registraron la anotación más baja de su historia.

De nuevo los "Big Three" fueron la clave del triunfo de los Celtics, y el alero Kevin Garnett, que jugó por primera vez en Boston desde el pasado invierno, dijo que al equipo le faltaba un banderín de campeones en el techo y lo iban a conseguir.

La cruz para los equipos del Este con aspiraciones al título volvieron a ser los Cavaliers que, a pesar del vigésimo quinto triple doble de su estrella LeBron James (23 puntos, 12 asistencias y 11 rebotes), cayeron derrotados por 101-91 ante los reconstruidos Raptors de Toronto.

Tampoco esta vez la presencia del pívot Shaquille O'Neal les ayudó a evitar la derrota a los Cavaliers, que están muy lejos del comienzo arrollador que tuvieron la pasada temporada.

"No hay que preocuparse por las dos derrotas", comentó James. "Queda mucha liga y vamos a encontrar de inmediato el camino del triunfo".

Como lo encontraron los Heat de Miami, que no habían jugado bien durante la pretemporada, pero con el escolta Dwyane Wade de líder, que anotó 26 puntos, ganaron fácilmente por 115-93 a los Knicks de Nueva York, que no mostraron nada nuevo con relación a su juego perdedor de la pasada temporada.

Los Hawks de Atlanta sí hicieron bien las cosas y se impusieron por 120-109 a los Pacers de Indiana, gracias especialmente a la aportación de Joe Johnson, en lo que puede ser su última temporada con el equipo, que anotó 25 puntos, mientras que el pívot dominicano Al Horford logró un doble-doble de 24 tantos y 16 rebotes.

En otros resultados de la jornada, los Suns de Phoenix, con canasta en los últimos cinco segundos del base canadiense Steve Nash que aportó 24 tantos, ganaron 109-107 a Los Ángeles Clippers, que sufrieron la segunda derrota consecutiva en el Staples Center.

Los Pistons de Detroit llegaron con su nuevo entrenador John Kuester a Memphis para ganar fácil por 96-74 al equipo local de los Grizzlies.

El escolta Richard Hamilton, feliz por ser el nuevo jugador franquicia del equipo, lo demostró con 25 puntos, mientras que su gran fichaje de verano, Ben Gordon, aportó 22 tantos.

Los Rockets de Houston con el argentino Luis Scola, que logró un doble-doble (21 puntos, 11 rebotes) y el escolta Trevor Ariza que aportó 25 tantos, se impusieron 108-107 a los Warriors de Golden State.

La remontada de la jornada la protagonizaron los Timberwolves de Minnesota que superaron una desventaja de 19 puntos para ganar 95-93 a los Nets de Nueva Jersey con el base novato Jonny Flynn de protagonista al anotar 18 puntos, 13 en el cuarto periodo, y darle el primer triunfo al nuevo entrenador Kurt Rambis.

Mientras que los Thunder de Oklahoma City no tuvieron problemas para ganar fácil 102-89 a los Kings de Sacramento, que perdieron el primer partido bajo la dirección del nuevo entrenador Paul Westphal.