Público
Público

Una magistrada cree que Neira podría ser testigo de una agresión que la maltratada no reconoce

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El profesor que defendió a una mujer que estaba siendo maltratada en Majadahonda, Jesús Neira, podría "servir como testigo de una agresión que su víctima se niega a reconocer", ha dicho hoy la presidenta de la sección de la Audiencia de Madrid especializada en violencia machista, María Tardón.

La magistrada se ha expresado así en declaraciones a los medios antes de intervenir en el curso "Medios de comunicación, administraciones públicas y violencia de género", que ha comenzado hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

El profesor universitario Jesús Neira está en coma desde el pasado día 6, como consecuencia de las lesiones que sufrió cuatro días antes al ser agredido por defender a una mujer que, presuntamente, estaba siendo maltratada.

"Afortunadamente, cuando no se cuenta con la declaración de las víctimas, pues es muy habitual que las víctimas no declaren contra sus agresores, está la prueba de los testigos que han presenciado las cosas", ha aseverado hoy la presidenta de la Sección 27 de la Audiencia Provincial de Madrid.

La magistrada también ha señalado que "la presencia" de Neira a las puertas del hotel donde ocurrieron los hechos "ha sido algo muy duro y muy grave para él".

Tardón ha reconocido que "el caso de mujeres a las que les cuesta reconocer que son víctimas de violencia de género es muy habitual, por desgracia", y ha subrayado que "a menudo puede presentar hasta graves lesiones y estar negando que ha sufrido esa agresión".

La magistrada ha apuntado que, aunque en este caso Neira podría ejercer como testigo, si se recupera del coma que sufre, "otras veces son las propias actuaciones de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, los indicios que aparecen en una casa o la existencia de unas lesiones inequívocas e incontestables" los que revelan la existencia de malos tratos.

Por otro lado, la presidenta de la Sección 27 de la Audiencia ha calificado de "muy grave" el problema de los recursos con que cuentan los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, ya que -a su juicio- se trata de "un fenómeno de unas proporciones enormes".

"Los juzgados según nacen ya están saturados", ha dicho la magistrada, que también ha recalcado que "desde que existen los Juzgados de Violencia sobre la Mujer" hay cifras y estadística" que demuestran que "se están haciendo grandes esfuerzos y grandes cosas".

Según ha apuntado Tardón, cuando comenzaron a funcionar estos juzgados en junio de 2005, había unas 60.000 denuncias al año por violencia machista, mientras que en la actualidad ascienden a 120.000, por lo que se ofrece una "respuesta mucho más ágil, más importante, más especializada de la que se daba antes".

Para la magistrada, "lo más urgente" es que se pongan en funcionamiento "más órganos judiciales" y "mejor dotados", ya que "tiene que haber personal que ayude a valorar una determinada situación".

La magistrada ha destacado la necesidad de "apoyo psicosocial" para la víctima, y ha opinado que ésta "a veces no está bien tratada ni bien estructurada en el proceso penal".