Público
Público

Magna dice "comprender" la decisión de GM de cancelar la venta de Opel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Magna Internacional, la empresa austrio-canadiense que iba a comprar a General Motors (GM) una participación mayoritaria en Opel, dijo ayer "comprender" la decisión del fabricante de no desprenderse de su filial europea.

En un comunicado, el consejero delegado de Magna, Siegfried Wolf, dijo que la empresa "entiende el hecho de que GM haya concluido que va en su propio interés retener a Opel, una pieza fundamental en la organización mundial de General Motors".

"Seguiremos apoyando a Opel y a General Motors en los desafíos que tienen ante sí, y queremos agradecer a todos por el apoyo que han dado a la reestructuración de Opel, por sus esfuerzo incansable y su dedicación en los últimos meses".

El directivo quiso agradecer especialmente a su socio ruso Sberbank, con el que iba a acometer la compra.

El consejo de administración de GM anunció ayer desde Detroit que hacía marcha atrás en sus planes de vender Opel a Magna, y su disposición a elaborar su propia alternativa de reestructuración, con un coste de 3.000 millones de euros.

Aunque General Motors aprobó la operación de venta el pasado mes de septiembre, altos funcionarios de la Unión Europea pusieron de manifiesto sus preocupaciones por el papel que iba a jugar el Gobierno alemán en la operación.

El pasado mes de septiembre GM acordó vender el 55 por ciento de Opel al consorcio liderado por Magna, y del que formaban parte también el fabricante ruso Gaz y el banco Sberbank.

Según el acuerdo, GM mantendría un 35 por ciento y el restante diez por ciento se repartiría entre la plantilla.