Público
Público

El mal tiempo, causa probable del accidente de tren en Cantabria

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, asegura que "todo apunta" al desprendimiento de rocas como motivo del descarrilamiento del ferrocarril

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Renfe, Julio Gómez-Pomar, que se ha traslado esta noche a Santander para interesarse por el estado de los tres heridos graves del descarrilamiento de un tren de Feve (Ferrocarriles de vía estrecha) sucedido este viernes en Casar de Periedo, ha afirmado que 'todo apunta' a que el accidente ha sido una 'desgracia producida por la climatología'.

Tras entrevistarse en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con los familiares de los heridos y transmitirles 'toda la ayuda y el apoyo', Gómez-Pomar ha explicado que el desprendimiento y caída de dos rocas de tamaño 'importante' en la traza de la vía a la salida de una curva parece ser la causa del accidente.

Gómez-Pomar también ha señalado que los servicios de seguridad de la compañía están cumpliendo con el protocolo que existe para este tipo de casos. Así, el maquinista, que se encuentra en una estado de 'shock tremendo' por lo sucedido, ha sido sometido, entre otras, a la prueba de la alcoholemia, que ha resultado negativa y, según Gómez-Pomar, todo parece indicar que conducía 'en plenas facultades'.

Además, según los primeros análisis, se cree que el tren circulaba a la 'velocidad adecuada', si bien este punto deberá ser confirmado con el examen de la caja de registro.

Por otra parte, y en cuanto a la restauración del servicio, Gómez-Pomar ha señalado que se está trabajando coordinadamente con Adif para dejar la vía franca y despejada 'lo antes posible'. El presidente de Renfe, que, tras lo sucedido, cogió desde Madrid el último avión del día a Santander, que partió de Barajas a las 21.00 horas. A primera hora de este sábado visitará la zona del accidente, de difícil acceso y sin luz, factores que han hecho que se le haya desaconsejado acudir allí esta misma noche.

El descarrilamiento del tren de pasajeros que circulaba en el trayecto Casar de Periedo-San Pedro de Rudagüera se ha producido sobre las 18.15 horas del viernes en las proximidades de la estación de Casar de Periedo. Uno de los tres coches del tren se salió de la vía hacia la ladera del río, si bien los árboles de la zona sirvieron de tope, frenando la caída.

Se han registrado catorce heridos, tres de ellos graves, que han sido trasladados a Valdecilla. El presidente de Renfe ha podido hablar con el gerente del hospital, César Pascual, quien le ha informado del estado de los tres heridos: una mujer con traumatismo craneoencefálico es la paciente más grave. Gómez-Pomar no ha podido ver a los heridos pero sí hablar con sus familiares. 'Nuestro interés es que la familia se sienta apoyada y que estamos a su disposición', ha afirmado.

Además de estos heridos graves, ha habido siete leves que han sido atendidos en el Hospital de Sierrallana y cuatro en el mismo lugar de los hechos y no precisaron ser trasladados a ningún centro médico.