Público
Público

Una mala praxis periodística

Los medios afines al PP condenaron sin pruebas en un juicio paralelo a los profesionales del Severo Ochoa ahora exculpados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ultraderecha mediática resuelve con pretendido humor lo que antes revolvía con inquina. Un día después de que la Justicia diera la razón a los profesionales del hospital Severo Ochoa de Leganés, acusados de sedar de manera irregular a pacientes terminales, los focos del supuesto escándalo se apagaron en la Cope.

Uno de sus locutores estrella, César Vidal, resolvía su única valoración con ligereza, al sentenciar el pasado martes que 'lo peor' que le puede pasar a un hospital en España es 'tener de director a Bernat Soria y a Luis Montes de adjunto'. Tres años antes, Vidal había descargado sobre el mismo asunto artillería de mayor calibre tan grosera como intencionada. El locutor contratado por los obispos llamaba Terminator al doctor Montes ante el micrófono en el que otras voces, igual de viscerales, lo tachaban de asesino, homicida o nazi.

En la misma estrategia se unieron las voces del director de El Mundo y de herramientas de la derecha en la Red como Libertad Digital o la plataforma de agitación virtual HazteOir.org. Una vez que la Justicia ha echado por tierra los argumentos de la Comunidad de Madrid, todos han puesto sordina al caso.

Injurias y calumnias

La querella criminal que el doctor Luis Montes presentó contra la Cope y sus tres voces estrella han enmudecido la acidez volcada en antena tres años antes por los locutores Federico Jiménez Losantos, Cristina López Schlichting y César Vidal.

Luis Montes les pide 300.000 euros por dos delitos continuados de injurias y calumnias en la demanda que presentó el pasado 15 de marzo de 2006. La transcripción de sus insidias, que reproducimos a continuación, es la principal prueba de cargo.

 

Federico Jiménez Losantos: 'Era conocido dentro del Hospital por 'Sendero Luminoso'. El 90% de los sedados por el doctor Montes murió en menos de 24 horas; ¡qué eficacia, claro!, eficacia de la morfina'.

Federico Jiménez Losantos: 'Con menos de seis meses de esperanza de vida (oigan y seis meses ya es un margen relativamente amplio), seis meses, directamente ¡plof!, los mandaban a mejor vida'.

Federico Jiménez Losantos: 'Como son pobres, que no sufran, venga fuera; éste ya es muy mayor, venga fuera, que faltan camas'. 

Federico Jiménez Losantos: 'Una vez que se han modificado los responsables del Servicio de Urgencias, han descendido drásticamente las muertes'.

Alberto Recarte: 'Se han dejado de producir estas muertes probablemente y, por lo que parece, hechas a imagen y semejanza de ‘Mar Adentro'.

Isabel Durán: 'Esto yo creo que no es eutanasia, esto directamente es matar a unapersona'.

Cayetana Alvárez de Toledo: 'Es un personaje despótico, con mucho carácter (...). ¿Es una psicopatía, es una forma muy particular de entender, digamos, el fin de la vida de las personas?'

José García Domínguez: 'Estamos hablando de asesinar a 200 personas'.

Federico Jiménez Losantos: '¿Existió consentimientoinformado en todos los casos en los que se practicó la sedación? No, esto es lo que diferencia, además, la eutanasia de un homicidio'.

Federico Jiménez Losantos: 'Luego resultó que el concepto de agonía que había instaurado un grupo de médicos, porque era un grupo al que sus compañeros llamaban 'Sendero Luminoso' -ya saben, famoso grupo terrorista maoísta peruano dirigido por A. Guzmán-, era una agonía dilatadísima, o sea, menos de seis meses de esperanza de vida, que ya me contarán ustedes eso cómo se mide; pues nada, y hay un caso que está ya en los tribunales'.

Federico Jiménez Losantos: 'El doctor Montes, que digamos es el héroe o antihéroe de todo este grupo, pero -insisto- de un grupo que tiene un gran poder en ese hospital y que tiene, además,también tentáculos poderosos en otros grandes hospitales de Madrid de extrema izquierda la mayoría, por lo menos de esa tendencia'.

Federico Jiménez Losantos: (Citando a El Mundo) Montes enviaba a algunos enfermos al box de sedación sin consultar a la familia o, incluso, antes de tener en sus manos el historial clínico. A los que se negaban a actuar así, dicen, les prohibía tratar con pacientes terminales'.

Federico Jiménez Losantos: 'No puede haber un grupo de iluminados, luminosos u opacos que hagan lo que les da la gana en la enseñanza pública porque son de CCOO o del PCE o del PSOE, es que no puede ser. Pero hombre, ¿es que no se dan cuenta que se están cargando lo que se supone que tiene que servir a los pobres?'.

 

Manuel Lamela: '... Otra cosa es cómo se hace y si se hace de acuerdo con el Código Deontológico y con los criterios médicos... Hay casos que están probados que son sedaciones irregulares'.

Manuel Lamela: 'Efectivamente no hay consentimientos en más de 50 expedientes, ni consentimientos informados(...) Eso unido a que haya un goteo de sedaciones irregulares, incorrectas o excesivas que hay que investigar'.

Cristina López Schlichting: 'Está claro que la sedación no se utilizaba con el fin de paliar el sufrimiento, sino directamente para provocar la muerte del paciente'.

Pedro J. Ramírez: 'Yo no sé si se mataba a la gente, pero, desde luego, que lo que se acortaba no era la agonía, sino en muchos casos era la vida y que ese procedimiento, además, se aplicaba -y esto es lo peor- sin el consentimiento y sin el conocimiento de las familias; esto está acreditado ya'.

Cristina López Schlichting: 'No se trataba de aplicar morfina a enfermos terminales con horribles sufrimientos, sino que llegaba un señor con una insuficiencia respiratoria, con una apoplejía que tenía una esperanza de vida, a lo mejor de cinco años, y se lo 'apiolaban', ... sin permiso suyo, por supuesto, ni de su familia'.

Federico Jiménez Losantos: '¿Cómo va a ser digna una muerte que te la administra el médico porque le da la gana a él, cuando a ti lo que te pasa es que tienes una insuficiencia cardiaca o te ha dado una hiperventilación o tienes un infarto o lo que sea?'.

Cristina López Schlichting: 'Este individuo que, por lo que fuese, debía tener una situación mafiosa interna de una preeminencia con respecto a los demás excesivas, cogía el volante de otro médico y se lo rompía en las narices'.

Cristina López Schlichting: '(...) Si usted está en el Severo Ochoa y tiene insuficiencia respiratoria, disimule'.

Federico Jiménez Losantos: 'No, respire un poco y váyase a Getafe'.

Cristina López Schlichting: 'Este médico probablemente lo que piensa es: soy el más eficaz de Urgencias, a mí no se me colapsan'.

 

Federico Jiménez Losantos: 'Vamos con lo de Leganés. No al suicidio asistido de los islamistas, sino a la sedación terminal que le recetaban a gente que iba allí con un infarto, con un problema respiratorio o que estaba terminal, depende. Pero todo esto en Urgencias. Asombroso'. 

Federico Jiménez Losantos: 'Y no se sabe qué es más siniestro si el proceder de los médicos o el corporativismo atroz, atroz, con que los médicos han reaccionado y el sectarismo, además de siniestro, estúpido y suicida de la izquierda, que está respaldando unos comportamientos verdaderamente nazis'.

Federico Jiménez Losantos: 'Esto además para los pobres, porque en el Ruber no te lo hacen. Ésta es la idea que tiene la izquierda de ayudar a los pobres, como ya son viejos, venga, que hacen falta camas, que han venido de Marruecos seis más, y claro'.

Federico Jiménez Losantos: 'No es un caso de un señor, esto es un grupo, una célula, una banda, lo que ustedes quieran. Y detrás UGT y Comisiones Obreras. Que hay que echarle, ¿eh?'.

Federico Jiménez Losantos: 'Pues operan, pero, insisto, el señor Fidalgo, si yo no recuerdo mal, es médico. Vamos a ver, señor Fidalgo, que dirige el primer sindicato de España: usted cree que es de sentido común que en Urgencias se sede terminalmente a la gente, que haya diez muertos al mes, usted cree que eso es la sanidad pública; o sea, ¿para esto pagamos impuestos los españoles?'.

Federico Jiménez Losantos: 'Pues es una pena que no hayan empezado por los sindicalistas, a darles este tratamiento paliativo. Así ya no les dolerá la situación de la clase obrera. Menuda, menuda panda'.

 

La mañana, tertulia

Gabriel Albiac: Ten mucho cuidado, no te vayan a llevar a Urgencias. Usted ponga cara saludable.

Federico Jiménez Losantos: '¿Cree Simancas que va a ganar muchos votos apoyando a la unidad ésta de sedación letal del Hospital de Leganés?'.

Jesús Cacho: 'Esa unidad no cumple ninguno de los protocolos. Porque todo eso está completamente protocolizado y, en vez de cumplirlos, se los carga, cada vez que hay un intento de pasar un enfermo a la sección que le corresponde'.

Federico Jiménez Losantos: 'Es más, lo que publicó ayer El Mundo era todavía peor: es que los médicos mandaban a la UCI o a la Unidad de Cuidados paliativos y el tío rompía la orden y los despenaba en el box'.

Carmen Tomás: Te voy a dar un dato que ayer nos dejó pero fríos. O sea, cuando han ido allí seis inspectores que han mandado para que hagan todos los estudios pertinentes, se encontraron en el cajón de la mesa de Montes , 70, voy a decir la palabra exacta, 70 consentimientos, ¿eh?, 70, con una cuerda prácticamente metidos en el cajón de su mesa. (...) Este tío los tenía en su cajón, 70 consentimientos, vaya usted a saber, porque a lo mejor había pensado que si en algún momento necesitaba echar mano de esos papeles...'.

Gabriel Albiac: 'Si alguien lo que está haciendo es eliminar a una persona en función del criterio, no de la persona, sino del médico que la ejecuta, mire usted, eso se llama homicidio. Técnicamente se llama homicidio'.

Federico Jiménez Losantos: 'Y mientras tanto, aparten ustedes a este peligro. Que es lo que hizo la Comunidad (...). No está represaliado, ni está nada de nada, no le ha enviado a galeras a este buen hombre. Es decir, pero dejen ustedes trabajar a los expertos y a la justicia, en su caso. Y entonces, ustedes, con el fallo, cuando se produzca, en el menor tiempo posible, emitan todos sus criterios ideológicos, todo lo que quieran'.

Federico Jiménez Losantos: 'Luego que no nos vengan con historias de decir, no porque grandes profesionales: grandesprofesionales, grandes narices. Grandes profesionales nada'.

Gabriel Albiac:  'Entonces, la sedación de una persona en coma profundo, es un absurdo. No sedas a una persona en coma profundo para quitarle ningún dolor porque no tiene ninguna percepción de ningún tipo. Solamente puedes sedarla con otro objetivo'.

Federico Jiménez Losantos: 'Esto no es eutanasia, esto es homicidio, sin tu permiso no es eutanasia, es matarle, es un crimen; es que esto es una cuestión esencial, ya sabemos que para muchos un señor viejo sobra, una pensión menos, una cama más, pero para la gente que no tiene una idea trascendente de la vida; pero es que hasta el que no tiene fe, si no por una razón de principio, decir, oye, si me muero yo, pero no me matas tú cuando te apetece'.

Marc Cuesta: 'Abusan de la buena fe de las familias, de ese temor reverencial que la gente le tiene al médico; la gente humilde'.

Carmen Tomás: 'Sobre todo porque el protocolo decía 6 meses, 6 meses de expectativa de vida, te daban una esperanza de vida y ya te podían matar...'.

Marc Cuesta: 'Este personaje siniestro que, como dicen los catalanes, lo paga con la cara, porque no hay más que verle, ése que se cree Dios. ¿Usted por qué decide sobre la vida y sobre la muerte?'.

Federico Jiménez Losantos: 'Quienes estuviesen hablando de eutanasia estaban engañando alpersonal; de haber sucedido lo que se teme que ha sucedido, no se llama eutanasia, se llama homicidio'.

Federico Jiménez Losantos: 'Si sólo fuera negligencia ya sería gravísimo. Si estamos discutiendo si van a ser casos de homicidio, de asesinato, a parte de las negligencias y de los errores médicos que, por supuesto, se producen ahí en todas partes, lo que me asombra es que estén defendiendo eso. Es que hay denuncias de familias a las que ni se les consultó cuando les dieron el cóctel letal a sus familiares, y están todavía haciendo manifestaciones para defender a este señor'.

Pedro J. Ramírez: 'Algún mérito tiene el diario El Mundo en haber puesto este asunto en su perspectiva correcta. (...) Nos encontramos un domingo en el fútbol y yo te dije, Federico, lo de Leganés es tremendo... Porque teníamos información y yo lo que digo es, ¿la manifestación de hoy es una vergüenza? ¿Por qué existe desprecio a los derechos de los ciudadanos para anteponer, porque, en definitiva, cuál es el perjuicio que se le ha ocasionado a este señor, pues tenía un puesto de libre designación y ya no lo tiene? Es decir, el perjuicio se limita estrictamente a eso; potencialmente, ¿cuál es el perjuicio que se les ha podido causar a los ciudadanos? Enorme, y una consecuencia práctica, yo creo que más allá de cómo se resuelve penalmente y administrativamente estos casos concretos, urge regular legalmente las relaciones entre enfermos y médicos en los momentos terminales de la vida; urge que exista un marco de seguridad legal para que los ciudadanos sepan a qué atenerse y los médicos también'.

Federico Jiménez Losantos: 'Anda que se ha lucido la señora Salgado, que tuvo la denuncia antes que Lamela, pero ella dejó que siguieran, es decir, que podrían haber seguido sedando, es decir, mandando al otro barrio a personas que no tenían por qué irse al otro barrio. O, si no, depende, no tuvieron la opción. Sin permiso en muchos aspectos, en muchos casos, ni siquiera eradeseable y en otros era claramente contraindicado. 73 fueron enviados a criar malvas; esto en un hospital público que pagamos con nuestros impuestos. Y Simancas defendiendo a Lamela y Salgado disimulando y Zapatero en las chimbambas, y Bono heroicamente defendiendo la civilización e Haití'.

Federico Jiménez Losantos: '¿Le gustaría que a su madre le atendieran en urgencias en Leganés? La gente no quiere ir al hospital y cuando va, pues faltan a las enfermeras, a los médicos y les dicen esa cosa tan tremenda de ¿aquí es donde matan?'.

Tomás Cuesta: 'Hay una información en La Razón sobre una denuncia que ha presentado AVINESA según la cual al parecer se han comprado cantidades industriales de morfina, de sedantes en el Hospital Severo Ochoa. Gastaban más que entre cuatro o cinco hospitales juntos'.

 

La mañana, tertulia

Federico Jiménez Losantos: 'El problema de las sedaciones, la liquidación, no sé si benéfica o qué, luego la manipulación informativa que ha habido de toda esta historia y manipulación política...'.

 

La tarde con Cristina. Editorial

Cristina López Schlichting: 'Al menos cuatro personas han sido directamente asesinadas en el Hospital Severo Ochoa de Leganés por la vía de la sedación irregular. Así lo establece el demoledor informe final de la Comisión de Expertos que estudió los casos y que ha comprobado que en cuatro casos la sedación estaba directamente contraindicada, esto es, precipitó la muerte de los pacientes y, ojo, en otros 69 casos la sedación fue inadecuada o no indicada, esto es, se aplicó no para evitar el dolor, porque no lo había, o no era ésa la forma de quitarlo, sino para acortar la vida, otra forma sutil de referirse al asesinato'.

CristinaLópez Schlichting: 'Espeluznante conclusión que erige al médico o médicos delas urgencias del Severo Ochoa en diosecillos que decidían quienes tenían o no la calidad de vida necesaria para seguir existiendo. ¿Quién va a compensar ahora a estas 73 familias que han perdido a sus seres queridos? Los manifestantes, que en su día movilizaron los sindicatos en defensa del personal médico, acaso los que arremetieron contra el Consejero de Sanidad la Comunidad, Manuel Lamela. El médico está para defender la vida y la salud del paciente. Basta ya de atribuirle competencias de juez sobre la vida o la muerte'.

Cristina López Schlichting: 'No nos confundamos, no confundamos esto con el asesinato de personas a las que un médico, supuestamente progre, considera indignas de seguir viviendo'.

La tarde con Cristina, Tertulia

Ramón Pérez Maura: 'Lo que habrá es manifestaciones en apoyo del 'Doctor Muerte' que ha hecho esto, explicándonos que lo ha hecho con la mejor voluntad, que él en el fondo creía que era lo mejor para estas personas que murieran y que murieran cuanto antes y que murieran contraviniendo todos los principios establecidos al respecto'.

Cristina López Schlichting: 'Mucha de la gente que acudió a la manifestación o que ha tomado posiciones en contra de Lamela y a favor del llamado 'Doctor Muerte', etc., lo que estádefendiendo es el derecho a ser sedado cuando experimente dolores muy fuertes, incluso cuando aunque esa sedación lleve a la muerte, como ocurre, por ejemplo, con la aplicación de grandes dosis de morfina'.

Josep Miró i Ardèvol: Existe una presión ambiental, a que hace referencia la película de Amenábar, un paradigma. Que señala que en determinados estados de vida, lo bonito es matarse o que lo maten. Lo digno. En el caso de la película ésta, es que era algo más que digno, era una cuestión de boniquez. La dignidad en relación con la muerte solamente ocurre cuando uno muere con dignidad, pero matar con dignidad no es posible'.

Cristina López Schlichting: 'Es que esto es muy importante explicarlo. Lo que hay en el fondo es una corriente a favor de la eutanasia. Pero es muy interesante subrayar que aquí se han pasado siete pueblos, ya no se cumplían ni los requisitos de la eutanasia, porque ni los pacientes autorizaban la muerte'.

Cristina López Schlichting: 'Entonces, claro, cualquier sujeto de Urgencias te aplica aquí una inyección y te quita de en medio. (...) No le puedes dar sedantes a un señor que o no tiene dolores o los dolores que tiene no se le quitan con esos sedantes. Y tampoco se lo puedes dar a quien por darle un sedante en lugar de otro le provocas la muerte. Porque eso se llama asesinato'.

La linterna. Editorial 

César Vidal: 'Después (el pensamiento progresista) creó clínicas abortistas donde facultativos vinculados no pocas veces a partidos de izquierdas han hecho un lucrativo negocio de la destrucción de vidas humanas. Luego ha insistido en presentar como un avance el que un ser vestido con bata blanca pueda acabar con la vida humana por criterios supuestamente de progreso. Y finalmente, cuando alguien decide frenar una conducta tan peligrosa, tan letal, tan digna de la más enérgica condena y repulsa, ha articulado una respuesta que consiste en amparar al médico que, en lugar de administrar la vida, ocasiona la muerte y en manifestarse contra los que intentan detener esa cadena de pavorosa destrucción'.

 César Vidal: '(...) Si caigo enfermo alguna vez, Dios no lo quiera, no me lleven a un hospital donde los médicos defiendan estos criterios progresistas. Si caigo enfermo alguna vez, Dios no lo quiera, no permitan que se me acerque gente con la ética de la Ministra de Sanidad, de los empleados del Hospital Severo Ochoa de Leganés, que hoy se manifestaban ante la Asamblea de Madrid, o del Doctor Luis Montes, destituido por estas acusaciones'.

La linterna, entrevista a Lamela

Manuel Lamela:  'Puesto que se revelan datos confidenciales de historias clínicas de pacientes, de ingresos, fechas de fallecimiento, sedación suministrada a esos pacientes y, por lo tanto, de hecho, esa misma denuncia en sí misma es constitutiva de delito'.

Manuel Lamela: 'Eso es lo que ha motivado precisamente las medidas organizativas que yo he tomado; eso es lo que ha motivado que de manera automática haya relevado a los responsables de esas Unidades de manera inmediata y también que haya tenido que relevar al propio Gerente del Hospital porque no había informado de esta realidad y de estos hechos y de estas circunstancias a su superior jerárquico, en este caso, a la Dirección General'.

Cristina Losada: 'Ya era hora de que las autoridades sanitarias se fijaran o encontraran forma de investigar la existencia de este grupo de sedadores terminales, por llamarlo así'

César Vidal:  'Suena espantoso. Suena algo así como Terminator'.

CristinaLosada: 'Terminator. Estos 'terminators' supuestos, vamos a decir supuestos para guardar las formas (...). Sé que había profesionales horrorizados por las prácticas de estos médicos, pero que no tenían forma de hacer nada dado el poder que, por lo visto, tenían estos señores, que no sé si es que tenían padrinos políticos o qué, el caso es que parecía, parecía que no se les podía atacar'. 

 

César Vidal: 'Cómo es posible que haya habido más de veinte médicos que hayan pedido el traslado para no estar a la órdenes del doctor Montes y que, además, en algún caso aceptaran no tener un puesto fijo de trabajo en ese hospital para no verse sometidos a la férula de este galeno absolutamente indescriptible'

César Vidal: 'Lo que a mí realmente me conmueve es que en estos momentos es que el PSOE, IU, los sindicatos y algunos médicosestén defendiendo esta situación que en cualquier país civilizado y en bastantes no tan civilizados, ahora mismo habría pasado delante de un juez de guardia para aclarar esto. Este señor ahora mismo lo están convirtiendo en un héroe de las fuerzas de la progresía, que parece ser que les fascina la idea de la muerte, la de los demás por supuesto'.

José Raga: 'Esto es lo que en los viejos libros de filosofía del derecho se llamaba la eutanasia occisita. La eutanasia que consiste en la acción de matar'.

Juan Carlos Girauta: 'Fuera de protocolo, en el servicio de urgencias que dirigía el doctorMontes se practicaban sedaciones terminales a centenares de pacientes que en un 90% morían a las pocas horas de la sedación... Se aplicaba la sedación cuando no estaba indicada, sin consentimiento del paciente... (...) La circunstancia de que morían sedados no se especificaba en el libro registro. Ponían una palabra 'exitus', que no quiere decir éxito...'.

César Vidal: 'Esto sí suena a solución final. (...) Lo normal sería investigar qué ha hecho este señor en otros hospitales ..., descubrir si no se había comportado así, o si resulta que tiene una trayectoria donde si también se comparan las cifras en los servicios de urgencias la gente caía como moscas, porque si efectivamente es así esto todavía es más grave'.