Público
Público

3-1. El Málaga se aferra a la fe, a Maresca y Rondón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Málaga dejó la última posición del campeonato con la victoria de hoy ante el Almería por 3-1, tras darle la vuelta al marcador, en un partido en el que el conjunto almeriense se adelantó en la única llegada con peligro de la primera parte y que le sitúa como nuevo colista de la competición.

Siete jornadas sin ganar y la última vez que ganó como local fue el pasado mes de diciembre cuando venció al Racing en La Rosaleda y solamente dos victorias como local. Estos son los números que presentó el Málaga para este partido ante el Almería, que acudía a la ciudad costasoleña con un punto más que su oponente y con la victoria moral, después de ganar la pasada campaña por 1-2.

El encuentro era de urgencias y de goleadores, con el venezolano del Málaga José Salomón Rondón, ocho goles, y el argentino del Almería Ulloa, siete tantos. Además, duelo de veloces por las bandas, el holandés del equipo malagueño Quincy Owusu y Piatti, del conjunto almeriense. Condimentos para que el casillero no fuera el del empate a cero.

El Málaga salió dominando, aunque el Almería, bien posicionado y presionando en el ataque, tenía el partido controlado. Una internada del lateral izquierdo Luna, su centro no logra despejarlo el central Weligton, y el balón queda en una posición excelente para que el centrocampista Feghouli, con un tiro raso consiga adelantar a su equipo en el minuto 8.

Inesperado para el Málaga, que no entendía lo que estaba pasando, algo similar a lo que ocurrió con el Getafe, primer acercamiento del rival y gol. Algo cambió con respecto a ese partido, el equipo malaguista no se vino abajo y volvió a dominar. Tuvo varias ocasiones, aunque con un juego embarullado, sin extremos, que entorpecía la conducción del balón.

El Almería muy justo, se encontró con el gol y se dedicó a defender y a intentar sentenciar a la contra, aunque sin mucho acierto y con escasas ocasiones. El Málaga pudo empatar por mediación de Recio, cuyo lanzamiento tocó en un jugador contrario y el balón salió a córner.

El delantero venezolano José Salomón Rondón, remató de cabeza y paró Diego Alves. El centrocampista Apoño, uno de los más activos, disparó fuerte, pero el balón rozó el poste derecho de la portería de Alves. La situación se complicaba más para un equipo malaguista romo, con ansiedad, presionado y sin capacidad de respuesta.

El técnico chileno Manuel Pellegrini, dejó en el vestuario tras el descanso al centrocampista Camacho por el denostado Enzo Maresca, y éste prácticamente iniciado el segundo tiempo, aprovechó un balón suelto dentro del área para marcar por bajo. Todo había cambiado. El duelo entre ambos equipos igualado y cualquiera podía ganar.

Una internada de Quincy cuyo disparo frenó Alves, se le marchó y Sebastián Fernández, le quitó el balón, pero el árbitro Álvarez Izquierdo, interpretó que le había hecho falta y anuló el gol en el minuto 70. El Málaga lo intentaba, con pasión y con corazón más que con cabeza.

El Almería tenía pocas oportunidades, intentando llevarse un punto, pero con la velocidad de Crusat y de Piatti, que le ganó la posición a la defensa y su vaselina a la salida de Caballero, tocó en el palo, se paseó por la línea de gol y se fue fuera. Era el minuto 74 y un aviso. Pero cuatro minutos después, Apoño centra desde la derecha y Rondón de cabeza adelantó a su equipo.

Fue el delirio. El trabajo y el esfuerzo estaba dando resultado. Además, en el minuto 76, el Almería se queda con diez jugadores por doble amarilla a Ulloa. El partido lo tenía controlado el Málaga, aunque el equipo almeriense tuvo el empate en un tiro que pegó en el palo y que se marchó a córner tras tocar Caballero.

La situación había cambiado, incluso con otra expulsión, ahora del defensa Luna, también por doble amarilla. Aún así, el Almería apabulló en los instantes finales al Málaga, aunque el conjunto malagueño sentenció en el descuento gracias al gol de Juanmi. Esta victoria le vale para abandonar la posición de colista y comenzar a soñar con la permanencia.

- Ficha técnica:

3 - Málaga CF: Caballero; Gámez, Weligton, Demichelis, Eliseu; Quincy (Fernando, m. 82), Apoño, Recio, Camacho (Maresca, m. 46); Fernández (Juanmi, m. 72) y Rondón.

1 - Almería: Diego Alves; Míchel, Carlos García, Marcelo Silva, Luna; M?Bami, Bernardello (Goitom, m. 80), Feghoulig (Crusat, m. 60), Uche (Juanito, m. 50); Piatti y Ulloa.

Goles: 0-1, M. 8: Feghouli. 1-1, M. 52: Maresca. 2-1, M. 78: Rondón. 3-1, M. 90: Juanmi.

Árbitro: Álvarez Izquierdo (Colegio Catalán). Mostró tarjetas amarillas a los malaguistas Eliseu (m. 16), Camacho (m. 45), Gámez (m. 47), Sebastián Fernández (m. 70), Weligton (m. 74), y a los jugadores del Almería Bernardello (m. 36), Ulloa (m. 45) y (m. 76) y Luna (m. 48) (m. 87). Roja al entrenador del Almería José Luis Oltra (m. 90).

Incidencias: Partido correspondiente a la vigésima quinta jornada de Liga de Primera División diputado en el estadio de La Rosaleda ante 30.000 espectadores.