Publicado: 07.03.2014 07:00 |Actualizado: 07.03.2014 07:00

¿Cómo es una malla antitrepa?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tragedia de Ceuta en la que murieron 15 inmigrantes subsaharianos que pretendían cruzar la frontera entre Marruecos y España tras la intervención de la Guardia Civil, los repetidos saltos masivos a la valla que separa Ceuta y Melilla de territorio marroquí y la polémica de las concertinas en lo alto de las alambradas; han llevado al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a conocer in situ la situación de las dos ciudades autónomas y a anunciar diversas medidas para contener esa "presión migratoria".

Según ha anunciado este jueves en rueda de prensa, Interior destinará un millón y medio de euros en colocar torres en la valla, cámaras térmicas y una malla antitrepa. Pero ¿en qué consiste exactamente una malla antitrepa? Según ha explicado a Público a Delegación del Gobierno en Melilla, se trata de una red metálica con los orificios tan pequeños que no caben ni los dedos ni los pies de cualquiera que intente escalarla. "Los inmigrantes saltan la valla introduciendo los dedos e impulsándose con la piernas en las aperturas de la triple valla que hay actualmente", explican estas fuentes, por lo que esta modalidad de red es "una especie de mosquitera metálica".

 La malla antitrepa que se colocará en las fronteras de Melilla y Ceuta es anticorte

Una medida que no es nueva, ya que actualmente hay 2,5 kilómetros de esta malla en la parte exterior de la alambrada que separa Melilla de Marruecos, que tiene unos diez kilómetros de extensión. "Hay algunos tramos de la parte exterior de la valla, la primera que se encuentran los inmigrantes, que incorporan esta malla", explica Delegación de Gobierno. Pero, ante la posibilidad de que los intentos de cruzar a Melilla y Ceuta llegue a los niveles de 2005, el Ministerio ha decido implantarla en 15 kilómetros, es decir, que "se instalará tanto en tramos de la parte exterior como en algunos de la parte interior" de la alambrada fronteriza, aseguran.

Esta medida en ningún momento supondrá la retirada de las polémicas concertinas, esa alambrada con cuchilla que el Gobierno volvió a colocar este verano en la parte superior de la valla después de que el Gobierno socialista las instalara durante un tiempo en su legislatura. Todas estas medidas son "complementarias", por lo que ambas modalidades de  obstáculo seguirán conviviendo.