Público
Público

Los maltratadores que terminen su condena tendrán libertad vigilada

Es una de las medidas de la Estrategia Nacional contra la Violencia de Género que ha presentado el Gobierno tras la escalada de víctimas mortales a manos de sus parejas o exparejas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las últimas cuatro víctimas mortales de la violencia machista en España, concentradas en los últimos cuatro días, han llevado al Gobierno a presentar este sábado una Estrategia Nacional contra la Violencia de Género. La novedad principal es que los maltratadores que hayan concluido su condena en la cárcel por delitos de violencia de género tendrán libertad vigilada, una medida que se incluirá en la reforma del Código Penal.

El objetivo de esta estrategia es, según ha afirmado el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, lograr la 'ruptura del silencio cómplice' e instar y ayudar a las mujeres maltratadas a que denuncien a sus agresores.

El plan, que consta de más de 250 medidas, está dotado con 1.539 millones de euros, según ha informado Efe, y tendrá una duración de cuatro años, es decir, se pondrá en marcha este año y se prolongará hasta 2016.

Además de la extensión de la libertad vigilada para los condenados por violencia machista, el texto incluye la promoción de mecanismos que permitan conocer los movimientos y el estado de los internos condenados que se encuentren de permiso penitenciario para dar cuenta 'de inmediato' a los agentes encargados de la seguridad de las víctimas. Con ello, el ministerio pretende una mayor coordinación entre las fuerzas de seguridad e Instituciones Penitenciarias. El objetivo de la medida, ha explicado Moreno, es que la víctima sepa en todo momento si su agresor 'ha salido de la cárcel, si tiene permiso y cuánto dura este permiso'.

El Gobierno promoverá también la 'tipificación como delito del acoso u hostigamiento que afecte a la vida diaria de la mujer', ha señalado Moreno, 'y la manipulación por parte de los agresores de los mecanismos de control y seguridad'.

Para sensibilizar a la sociedad en la lucha contra este fenómeno, la estrategia contempla la puesta en marcha este año de una campaña dotada con 1,5 millones de euros. La estrategia también avanzará en la coordinación entre administraciones para facilitar la movilidad por el territorio nacional de las mujeres víctimas y busca que España lidere la puesta en marcha de un servicio de atención telefónica a escala europea.

Para mejorar la formación de los profesionales e incidir en la detección precoz del maltrato, la estrategia prevé que en todas las asignaturas troncales de la formación de personal sanitario se incluirán nociones sobre violencia de género. Los profesores en los colegios contarán con un manual o protocolo para detectar, a través de los síntomas y comportamientos, a los menores que viven en entornos de violencia de género.

Asimismo, la estrategia recoge medidas para las víctimas de trata con fines de explotación sexual, como incentivar a las empresas a que contraten a estas mujeres que han conseguido salir de las redes que las explotan. También tendrán una protección especial las mujeres inmigrantes, con discapacidad, las mayores de 65 años y las que viven en núcleos sociales. 'A ellas vamos a dedicar todos los recursos posibles en materia de sensibilización, asistencia psicológica, social y jurídica.

016: Teléfono de atención a las víctimas de malos tratos. La llamada es gratuita y no deja rastro en la factura telefónica.