Público
Público

Una mancha de especulación que crece con los rumores

El volumen de apuestas a la baja en la bolsa se dispara los días en que aparecen informaciones negativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los especuladores toman prestadas (a cambio de una comisión) acciones de las que tienen en su poder los bancos (pertenecientes a sus clientes) o bien los fondos de inversión. Las venden, provocando en el mercado una caída del precio que, si está acompañada de una noticia negativa (como en principio prevén), provocará un mayor efecto rebaño a la baja. Compran el mismo número de acciones cuando están más baratas y las devuelven a quien se las prestó.

La diferencia entre el precio de venta (cuando la acción estaba más cara) y el de compra (cuando ya ha caído) es su ganancia, menos la comisión para el banco o fondo que les ha prestado los títulos. Esto es colocarse a corto o apostar a la baja, una operativa que permite ganar mucho en tiempo de turbulencias, cuando los mercados no son eficientes (no siempre el que quiere comprar encuentra a alguien que quiere vender).

Por eso los reguladores estrechan el cerco a los apostantes a corto, especialmente en estos periodos. En el otoño de 2008, tras la quiebra deLehman Brothers, la CNMV obligó a hacer públicas las posiciones cortas contra valores financieros (banca y seguros) que superasen el 0,20% del capital. El 10 de mayo de este año, la bolsa española subía un histórico 14,43% tras aprobarse un plan de rescate para países en dificultades de 750.000 millones de euros. Ante semejantes turbulencias, la CNMVdecidía el 27 de mayo que, a partir del 11 de junio, se harían públicas todas las apuestas que superasen el 0,5% y se pondrían en conocimiento del regulador las que superasen el 0,25%.Con toda esta información, la próxima semana, la CNMV dará a conocer su primer informe con los datos agregados de las apuestas contra acciones españolas.

La obligación de transparencia ha permitido ver cómo los especuladores incrementaban sus apuestas a la baja en la bolsa española los días de los rumores. El último día, 16 de junio, había 1.621 millones apostados contra el Ibex. Cerca de la mitad eran de Deutsche Bank.