Público
Público

El Manchester United quiere recuperarse ante el Fulham

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El espíritu de lucha que instauró hace más de dos décadas el entrenador Alex Ferguson en el Manchester United será necesario el sábado cuando visite al Fulham para ganar y poder conservar su ventaja como líder de la Premier League.

La estrepitosa derrota 4-1 sufrida el último fin de semana ante el Liverpool después de 11 triunfos consecutivos no sólo bajó algunos egos, sino que además reanimó una carrera por el título que parecía tener al United como cómodo ganador.

El técnico del Chelsea, Guus Hiddink, cuyo equipo ahora es perseguidor junto al Liverpool a sólo cuatro puntos del United, cree que la lucha sigue abierta y que la tensión se ha instalado de nuevo en la Premier.

Por su parte, el entrenador del Liverpool, Rafael Benítez, dijo que sus jugadores deben ganar los nueve partidos que quedan para tener posibilidades de conquistar su primer título de liga en 19 años.

Ferguson ya ha pasado por esta situación y ha insistido en que las últimas fechas de una pelea por el campeonato siempre son una incómoda experiencia, sin importar las veces que uno lo haya logrado.

"Uno sólo puede disfrutarlo si termina ganándolo (el título). Tiene que pasar la agonía hasta que llega al final", afirmó el veterano técnico escocés.

GOLPE DE GRACIA

El United, que sigue aventajando a sus rivales porque ha jugado un partido menos, intentará dar el golpe de gracia frente al Fulham para dejar las cosas claras y cerrar definitivamente la puerta a sus perseguidores.

Sin partidos a mitad de semana, el Manchester United tuvo una semana entera para curar las heridas y corregir errores, aunque no podrá contar con el defensa serbio Nemanja Vidic, que está sancionado.

A comienzos de mes, el United goleó 4-0 al Fulham en el estadio Craven Cottage en un partido de la Copa FA, aunque se espera una resistencia mucho mayor de los locales para esta ocasión, ya que el descenso sigue siendo una amenaza para ellos.

Mientras tanto, el Chelsea, que quiere mantener la racha que le mantiene invicto desde la llegada del holandés Hiddink el mes pasado, visitará el sábado al Tottenham Hotspur, mientras que el Liverpool recibirá el domingo en Anfield al Aston Villa.

Los "Reds" recibieron la buena noticia de que el defensor danés Daniel Agger está listo para volver a jugar tras una lesión de espalda, y se espera que el lateral español Álvaro Arbeloa también regrese después de haberse perdido el partido con el United.

cuarto - y tiene la obligación de sumar tres puntos para alejarse un poco de la zona de descenso, de la que ahora mismo escapa sólo por diferencia de goles.

El sábado también jugarán: Portsmouth-Everton, Stoke City-Middlesbrough, West Bromwich Albion-Bolton Wanderers y Blackburn Rovers-West Ham United.

La trigésima jornada de la Premier se completará el domingo con los choques Wigan Athletic-Hull City y Manchester City-Sunderland.