Público
Público

Manchester Utd, PSV Eindhoven y Besiktas retan al pleno español en octavos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Dos campeones de Europa, Manchester United y PSV Eindhoven, y el Besiktas turco retarán a Athletic, Valencia y Atlético de Madrid en los octavos de final de la Liga Europa, después de que la vuelta de la dieciseisavos sacase del torneo al vigente campeón, el Oporto, y confirmase el pleno español.

Junto al holandés, que metió a tres de cuatro (PSV, Twente y AZ) es hegemónico el fútbol español en un torneo que ya ganó por medio del Atlético en su estreno bajo la denominación de Liga Europa. En octavos, estarán sus tres representantes, por dos de Inglaterra (los dos Manchester), dos alemanes (Schalke y Hannover), un italiano (Udinese), un griego (Olympiacos), un ucraniano (Metalist), un belga (Standard Lieja), un turco (Besiktas) y un portugués (Sporting).

En dieciseisavos no hubo sorpresas, porque la eliminación del Oporto era previsible tras perder en su estadio. Nada tuvo que hacer el miércoles el campeón de 2011 en el Ciudad de Manchester, donde el equipo del italiano Roberto Mancini hizo gala de su poder ofensivo y goleó por medio del argentino Kun Agüero, del bosnio Edin Dzeko, del español David Silva y del chileno Claudio Pizarro.

Pero sí hubo sufrimiento. Sobre todo en Old Trafford y San Mamés, cuyas aficiones vivieron con el pulso acelerado hasta el último momento.

En Manchester, el choque entre dos históricos cayó del lado de los de Alex Ferguson, pero con muchos más apuros de lo que le hacía presagiar el 0-2 logrado en el Amsterdam Arena.

El Ajax, que hace un decenio que no se clasifica para los octavos de una competición continental, tuvo una meritoria actuación, porque encajó un gol a los 6 minutos, por medio del mexicano Chicharito Hernández y, sin embargo, no desfalleció.

El armenio Aras Ozbiliz (m.37) batió a David de Gea antes del descanso y, en el minuto 86, Toby Alderweireld metió el miedo en el cuerpo a los "diablos rojos", que fueron eliminados de la Liga de Campeones por el Basilea en similares circunstancias. No hubo, sin embargo otro fiasco, y el "Teatro de los Sueños" recibirá dentro de dos semanas la visita del Athletic.

El equipo que dirige el argentino Marcelo Bielsa, que ya se complicó en Moscú un partido que tenía controlado frente al Lokomotiv (2-1), caminó sobre el filo durante una hora y, al final, obtuvo un triunfo heroico. Logró el gol que necesitaba cuando peor se le había puesto, dos minutos después de que fuese expulsado por doble amarilla Fernando Amorebieta y, luego, defendió con casta su ventaja.

Como en la ida, Iker Muniain fue el jugador decisivo, al rematar en el área pequeña un saque de esquina que había prolongado de cabeza Fernando Llorente.

No pasó apuros el Valencia, que en Inglaterra demostró ser mejor que el Stoke (0-1) y, en Mestalla, no dio opción a la sorpresa. Marcó el brasileño Jonas, en el minuto 24, y las mejores ocasiones siempre fueron suyas.

El conjunto de Unai Emery se medirá en octavos al PSV Eindhoven, que goleó por 4-1 al Trabzonspor, al que ya había vencido en Estambul por 1-2 y, en la vuelta, sucumbió a un temprano penalti y a la expulsión antes del descanso de su meta Tolga Zengin, por tocar el balón con las manos fuera del área.

La vuelta en el Phillips Stadion y la racha del equipo de Fred Ruten, que acumula once encuentros invicto en Europa, son las principales amenazas.

En el Vicente Calderón también hubo tranquilidad. Pese a los esfuerzos del Cholo Simeone por evitar que se diese la eliminatoria por sentenciada, ni el propio Lazio se lo creyó. Con un técnico dimisionario en el banquillo, Edy Reja, el equipo italiano estuvo siempre a merced del rojiblanco, que volvió a vencer, gracias a un gol de cabeza del uruguayo Diego Godín.

En la siguiente ronda, el Atlético se cruzará con el Besiktas, que rentabilizó la ventaja obtenida en Portugal (0-2). El equipo del exrojiblanco Simao, que regresará al Calderón dos temporadas después de dejar el club madrileño, perdió en su campo (0-1).

En octavos, también estará el Schalke de Raúl González, que no falló en Gelsenkirchen, donde marcó el exmadridista Klaas-Jan Huntelaar, y el Olympiakos de Ernesto Valverde, que alineó a Pablo Orbaiz, Ariel Ibagaza y David Fuster en el once inicial y se impuso por 1-0 al Rubin Kazan ruso.