Público
Público

"Aquí los que mandan son los funcionarios"

Ivan Tselichtchev. Economista ruso de la Universidad de Empresariales de Niigata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Este analista del prestigioso Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de Moscú sostiene que el partido que gane se enfrentará al peor escenario económico de la historia japonesa.

¿Cuáles serán los principales retos del ganador?

A corto plazo, uno: sacar a Japón de la recesión. Pero a largo plazo, el Gobierno tendrá que ofrecer soluciones a los tres problemas más graves del país: primero, el rápido envejecimiento de la población. Al principio de la década, cuatro personas trabajaban por un pensionista, ¡ahora son dos! Segundo, el desfase cada vez mayor entre los ingresos per cápita en zonas urbanas y rurales; y por último, la falta de un modelo de crecimiento basado en la innovación.

Japón, uno de los países más avanzados, ¿no produce suficiente innovación?

El 90% de la inversión en Investigación y Desarrollo se concentra en grandes conglomerados empresariales, como Toshiba, Fujitsu o Nissan. Además, Japóndestaca por la innovación en los procesos tecnológicos, pero no en los productos.

¿Y las pequeñas empresas?

Es prioritario apoyarlas, no saben venderse, ni tienen capacidad ni recursos para expandirse. Una manera sería dar más autonomía a las regiones para estimular la competitividad entre empresas locales y limitar su dependencia de Tokio. Japón debe apostar por el crecimiento basado en la innovación y la calidad, no puede competir con China a la hora de exportar barato.

El Partido Liberal Democrático (PLD) ha gobernado durante casi 55 años. ¿Notaremos grandes diferencias si gana la oposición?

El PLD ha monopolizado el poder durante más de medio siglo y no lo ha hecho tan mal. Pero la gente está descontenta, quiere un cambio. Las promesas del PDJ se aproximan más a las necesidades reales de la gente.

¿Algún ejemplo?

El PLD ha centrado su campaña en la promesa de lograr un crecimiento del 2% a final del año y crear millones de empleos El PDJ promete ayudas millonarias a las familias para la educación de los hijos, mejorar los servicios sociales y desarrollar la industria agrícola y ambiental.

El PDJ sólo ha gobernado durante un periodo de 11 meses en 1993. ¿Tiene capacidad para gobernar?

Su campaña suena un poco populista. Habrá que ver cómo logran repartir tantas ayudas sin aumentar los impuestos o disparar el déficit público, uno de los más altos del mundo.

¿Cómo lucharán contra la corrupción que denuncian?

Este partido asegura que una cuarta parte del déficit público es dinero malgastado en la gestión burocrática. Prometen investigar el origen de este despilfarro e invertir la misma suma en la mejora de los servicios. El gran reto será su capacidad para llevarse bien con la burocracia. En Japón son los funcionarios los que verdaderamente mandan desde hace muchos años. Y Hatoyama se ha propuesto devolver la política a los ciudadanos.