Publicado: 26.11.2013 10:42 |Actualizado: 26.11.2013 10:42

El mando del operativo que mató a Cabacas, nuevo jefe de la Ertzaintza

Cuatro de los agentes que estaban bajo las órdenes de Jorge Aldekoa están imputados por la muerte del joven de 28 años. Los padres pidieron recientemente que se le incluyera en la imputación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Entren en el callejón con todo lo que tenemos, entren a la herriko". Fue la orden que dio Jorge Aldekoa durante las cargas que efectuó la Ertzaintza en Bilbao tras el partido de la Europa League entre el Athletic y el Schalke en abril de 2012. Los agentes antidisturbios que estaban sobre el terreno le dijeron por radio, como se pudo saber gracias al diario Gara, que esa zona estaba tranquila. Él insistió. Y una pelota de goma perdida acabó impactando en la cabeza del joven Iñigo Cabacas, de 28 años, dejándole herido de muerte. Falleció cuatro días después en el hospital. Y, ahora, el Gobierno Vasco ha nombrado jefe de la Ertzaintza al mismo Aldekoa, hasta ahora responsable de la comisaría de Bilbao.

El juzgado que investiga el caso de Cabacas ha imputado por ahora a cuatro agentes de la Ertzaintza, que estaban bajo las órdenes de Aldekoa.  Hace dos semanas, los padres de Cabacas, que ejercen como acusación particular en el caso, presentaron un recurso de reforma contra el auto de la juez que imputa a esos cuatro agentes al considerar que debe haber más agentes imputados y que se deben practicar más diligencias. Consideran que Aldekoa debería ser imputado también.

Aldekoa: "Entren en el callejón con todo lo que tenemos, entren a la herriko" La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha informado de este nombramiento en una rueda de prensa ofrecida este lunes en la base de la Ertzaintza en la localidad vizcaína de Erandio, recoge la agencia Efe.  Tras comunicárselo a los interesados, Beltrán de Heredia ha dado a conocer los nombres de los 22 nuevos mandos que "asumirán el reto y se responsabilizarán de liderar la a Ertzaintza en este nuevo tiempo", tras la reorganización acometida en este cuerpo.

La consejera ha destacado que la "cúspide de la pirámide organizativa" de la Policía autónoma vasca estará compuesta por cuatro personas, con Jorge Aldekoa como jefe de la Ertzaintza. Además, tirando balones fuera, dijo que su nombramiento "no tiene por qué" deberse a su responsabilidad en el dispositivo cuya actuación acabó con la vida de Cabacas.

Jorge Aldekoa, licenciado en Derecho, es miembro de la Ertzaintza desde hace 31 años, ya que pertenece a la primera promoción, y antes de ser jefe de la comisaría de Bilbao estuvo destinado en las comisarías de Gernika, Durango y Getxo. Compartirán con él la cúpula organizativa de la Policía vasca Josu Bujanda, como responsable de la División de Protección Ciudadana; Maite Salaberria, como jefa de la unidad de Investigación Criminal y Policía Judicial, y Jon Ziarsolo, quien se encargará de poner en marcha la nueva Oficina Central de Inteligencia.

El nuevo responsable de Inteligencia estuvo investigado por turturas  La nueva organización de la Ertzaintza, adaptada al cese de la actividad de ETA y a las nuevas formas de delito, establece la supresión de la División Antiterrorista y el refuerzo de las comisarías. En el nuevo organigrama se potenciará el trabajo de las 25 comisarías, en las que trabajan 5.800 de los 8.000 agentes de la Ertzaintza.

Además, según recoge también el diario Gara, otro nombramiento polémico sería el de Jon Ziarsolo para dirigir la Oficina de Inteligencia, pues en 1993 un juzgado le impuso una fianza de 2,5 millones de pesetas bajo acusación de torturas a Andoni Murelaga, hecho que también fue reconocido por el forense de la Audiencia Nacional. Fue absuelto, pues no se pudo demostrar que las heridas de Murelaga no fueron producidas durante la detención. 

En la resolución, la juez imputó a tres ertzainas que reconocieron haber disparado pelotas aquella noche y al suboficial de la furgoneta antidisturbios que la dio la orden de hacerlo, según publicó El Correo. Estos cuatro agentes fueron retirados hace seis meses de actuaciones de seguridad pública y en este momento desarrollan labores administrativas.

En un acto informativo, la abogada de la familia, Jone Goirizelaia, explicó el pasado 13 de noviembre que el auto no incluye la imputación de la persona que esa noche daba órdenes desde la comisaría y que mandó entrar en el callejón "con todo lo que tenemos". Este es Jorge Aldekoa. En su opinión, sin esta orden "ni se hubiera entrado, ni se hubiera disparado, ni se hubiera matado" al joven.

El padre de Cabacas: "Mi hijo es otra víctima, no murió de un catarro"

También reclama que se imputen a otros ertzainas que estaban presentes en el callejón y que también dispararon, según ha indicado Goirizelaia citando a testigos presenciales de los hechos. En su opinión, el auto es "un paso adelante en la dirección correcta porque hasta este momento no había imputados, pero es insuficiente porque faltan personas que tendrían que estar".

La letrada también pretende que se delimiten responsabilidades políticas y ha citado al exviceconsejero de Interior Miguel Buen y al exdirector de la Ertzaintza José Antonio Varela.

Los padres de Cabacas, Manu y Fina, por su parte, han reclamado más rapidez en las resoluciones judiciales y han comparado el caso de su hijo con el de la senadora de Amaiur que recibió un pelotazo en la cabeza en el reciente operativo policial contra la organización Herrira. "El autor ya está identificado y apartado de sus funciones, pero si no eres conocido, si eres alguien normal como somos nosotros, la respuesta es nada", lamentó la madre.

El padre protestó también por el el comportamiento del anterior Gobierno Vasco del PSE y del actual del PNV, y espetó que les tratan como si tuvieran "la peste": "Ni apoyo, ni ánimos, ni siquiera nos han invitado al reciente acto de homenaje a las víctimas: mi hijo es otra víctima, no murió de un catarro".