Público
Público

Mango da entrada a sus empleados en la compañía

Isak Andic quiere darles participación antes de dos años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El crecimiento internacional está aupando las ventas de una de las principales cadenas textiles del país, Mango, controlada por los empresarios de origen turco y afincados en Catalunya, Isak Andic y su hermano, Nahman. Isak Andic quiere ahora que los empleados del grupo que ambos crearon hace diez años entren en la empresa a través de una fórmula que, asegura el grupo, no son ni acciones ni participaciones. Esto abre la vía a que sean opciones sobre acciones, una forma de remuneración que utilizan las grandes empresas.

Se trata de una idea de la que Andic está muy orgulloso. Aunque la compañía aún está estudiando cómo llevarla a cabo a medio plazo, antes de dos años, según sus estimaciones.

Aún no está decidido, pero en todo caso, fuentes de la empresa rechazan que se haga a través de una ampliación de capital, lo que supondría aportaciones dinerarias de los trabajadores, que podrían venirle muy bien a Mango. Esto significa que los actuales dueños podrían vender una pequeña parte de su participación en la empresa que les reportaría, a buen seguro, plusvalías.

El objetivo es que todos los empleados que lo deseen 'puedan hacer más suya la com-pañía, participando en los beneficios de la misma', según explican en la empresa. Esto significa que se podrán beneficiar del dividendo que reparte la sociedad según el beneficio obtenido (apartando la parte que legalmente tiene que ir a reservas). En 2008, Mango ganó 143 millones, según las últimas cuentas presentadas al Registro Mercantil.

La opción para dar entrada en el capital a los empleados se abrirá a todos los trabajadores, 10.000 en todo el mundo: 6.500 en el exterior y 3.500 en España. El repunte del consumo en el exterior, sobre todo en los países emergentes, está compensando la debilidad del mercado español a las grandes cadenas como Mango. En parte por este tirón, la empresa que preside Isak Andic prevé que la facturación total crezca un 11% al cierre de este año, hasta 1.270 millones de euros.