Publicado: 31.05.2014 20:25 |Actualizado: 31.05.2014 20:25

Una manifestación en apoyo a Can Vies recorre Barcelona al grito de "resistencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un grupo de encapuchados ha quemado durante la noche del sábado algunos contenedores en la avenida Drassanes de Barcelona durante la manifestación de apoyo al centro social Can Vies de Sants, desalojado el pasado lunes por la policía, y que se ha desarrollado sin incidentes hasta llegar a la confluencia del paseo Colón y las Ramblas.

La marcha se ha disuelto pasadas las 22.00 horas, y una parte de los manifestantes se ha dividido en grupos que han provocado altercados, según los Mossos d'Esquadra. Entre los principales incidentes, destaca la quema de dos vehículos y varios contenedores, en la rambla del Raval con la calle Hospital y en la avenida Drassanes.

Los antidisturbios han realizado cargas y han detenido a al menos tres personasAdemás, algunos de los manifestantes, que llevaban cubiertas las caras, han lanzado objetos contundentes contra vidrios de entidades bancarias y algunos comercios y han provocado daños en el mobiliario urbano.

Según los agentes, estas actuaciones han provocado la intervención de las unidades antidisturbios, que han realizado cargas y han detenido a al menos tres personas, según fuentes que han sido testimonio de los hechos.

Los Mossos d'Esquadra, que han desplegado un amplio dispositivo para controlar la protesta, han impedido a los manifestantes subir por las Ramblas, por lo que estos han tenido que variar el recorrido, que no había sido comunicado previamente a las autoridades.

Las unidades antidisturbios de la policía autonómica que están desplegadas por el centro de la ciudad no han realizado de momento ninguna carga contra los manifestantes.

La cabecera de la manifestación ha llegado hacia las 22.00 horas a la plaza Sant Jaume, donde se han encontrado con un fuerte despliegue policial ya que sendos cordones de los Mossos protegen los edificios del Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona

La Guardia Urbana ha cifrado en unas 3.500 las personas que participan en la protesta, mientras que los organizadores cifran el seguimiento en unas 20.000 personas.

Partidarios del centro ocupado Can Vies de Sants se han concentrado este sábado desde las 19.00 horas en la plaza Universitat de Barcelona, que se ha llenado de ciudadanos en contra del desalojo y derribo del edificio al grito de 'Resistencia'.

Según la Policía Local, cerca de 3.500 personas participaron en la manifestación de apoyo al centro desalojado el pasado lunes, que ha partido de la plaza Universitat ante una amplia presencia de antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

Varias marchas en protesta por el desalojo y el derribo parcial de Can Vies han salido hacia las seis de la tarde de diferentes puntos de Barcelona y del área metropolitana y han confluido todas en la plaza Universitat.

Cerca de 400 vecinos han comenzado trabajos de reconstrucción del edificio durante la mañana del sábado

Desde aquí, los manifestantes han tomado la Ronda Universitat y después la calle Sepúlveda siguiendo un recorrido que no ha sido dado a conocer ni a los medios de comunicación ni a las autoridades, ya que se trata de una marcha no autorizada.

El centro social quiere realizar una muestra de fuerza pacífica de apoyo a su actividad, y exigir la absolución de los detenidos, la dimisión del alcalde, Xavier Trias, y del concejal del distrito, Jordi Martí, y recuperar la autogestión del centro.

La jornada de reivindicación ha comenzado este sábado a las 10.00 horas cuando unos 400 vecinos han participado en una reconstrucción simbólica del edificio, y han realizado una cadena humana para depositar parte de los escombros en la sede del distrito.

En las cercanías de la plaza Espanya se han situado varios furgones antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, que han retirado contenedores de la calle Sants y activado el helicóptero de vigilancia policial como prevención.

En la protesta, que no tiene un recorrido establecido, participan personas de diferentes edades y colectivos, y se han podido ver pancartas de apoyo por parte de conductores de autobuses de TMB --propietaria del edificio de Can Vies-- y una réplica del Guernica de Picasso.