Público
Público

Un manifestante italiano le rompe la nariz a Berlusconi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, fue trasladado al hospital sangrando y con la nariz y algunos dientes rotos, después de que un hombre con problemas mentales le lanzara una estatuilla durante un mitin.

Imágenes de televisión mostraron al primer ministro con sangre en la cara mientras sus ayudantes le llevaban a un coche, minutos después de terminar un discurso ante miles de seguidores en una plaza del centro de Milán.

El primer ministro de 73 años y magnate de los medios dijo "estoy bien, estoy bien" a su llegada al hospital, según la agencia de noticias Ansa.

Su doctor personal, Alberto Zangrillo, informó de que el primer ministro sufrió una fractura nasal, dos dientes rotos y cortes labiales que necesitaron puntos.

Zangrillo dijo que Berlusconi estará en observación durante la noche y necesitará hasta 15 días para recuperarse.

Gianfranco Fini, el mayor aliado conservador de Berlusconi, fue uno de los que denunciaron el hecho y dijo: "Este es realmente un mal día para Italia, y es el deber de todas las fuerzas políticas asegurar que Italia no vuelva a los años de violencia".

Un hombre de 42 años que ha estado en tratamiento psiquiátrico por problemas mentales durante los últimos 10 años fue detenido por lanzarle un réplica de yeso a escala de la catedral de Milán a Berlusconi desde una corta distancia, informó la policía.

El incidente detonó una ola de solidaridad entre aliados y críticos del primer ministro, en momentos en que Berlusconi busca respaldo político tras un año plagado de escándalos sexuales y problemas legales.

El millonario empresario se ha declarado como víctima de magistrados "comunistas", medios de comunicación sesgados e izquierdistas celosos.

"CLIMA OPRESIVO"

El portavoz de Berlusconi dijo que el primer ministro le había hablado sus temores a un "clima de odio y agresión" contra él mientras viajaban hacia el encuentro.

"Lo que le han hecho a Berlusconi es un acto de terrorismo", dijo Umberto Bossi, jefe de la Liga del Norte de extrema derecha y un cercano aliado del ministro, según Ansa. "Por momentos se ha sentido un clima opresivo, y lo que ocurrió hoy (domingo) es una señal alarmante", añadió.

Varios ministros y seguidores se reunieron en el hospital de Milán, donde Berlusconi pasaba la noche.

En 2004, un albañil italiano le lanzó un trípode de cámara a Berlusconi, que lo hirió levemente en la cabeza.