Público
Público

Unos manifestantes invaden un hospital de Capio en Madrid para defender la sanidad pública

Denuncian que el resultado de la privatización que llevará a cabo el Gobierno autonómico será "una sanidad de beneficiencia con centros masificados"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una veintena de manifestantes se han colado esta tarde en el hall del Hospital de la Fundación Jiménez Diaz -pegatinas y pancartas en mano- para manifestar su rechazo a la privatización de la sanidad pública y pedir la derrogación de la Ley 15/97 de Nuevas Formas de Gestión votada por PP, PSOE, CiU, PNV y CC y apoyada por CCOO. Así como todas las normas autonómicas que permiten la privatización de la gestión sanitaria.

Las pancartas rezaban los lemas de la Plataforma CasMadrid-Matusalén: 'negocio sanitario, beneficio funerario'; 'tu salud es su negocio' y 'fuera empresas de la sanidad, no a la ley 15/97'.  Se trata de un acto enmarcado en la Segunda Semana de Lucha Europea en defensa de los servicios públicos. Durante la protesta, se ha llamado a participar en la manifestación del próximo sábado 16 de marzo a las 18h de Plaza de España a la Puerta del Sol, bajo el lema: 'La Europa de las personas contra la UE de los mercados'.  

'Centros masificados y una sanidad de beneficiencia, eso es lo que nos deja el marco legal europeo -neoliberal y capitalista- que permite la privatización de la gestión' critica Ángel Navarro, portavoz de la coordinadora Anti Privatización de la Sanidad y de la plataforma Matusalén, quien ha leído el manifiesto en el acto.

'En Madrid el PP está llevando un verdadero expolio del patrimonio de la Seguridad Social con la empresa que está teniendo el monopolio de la privatización, Capio ', criticaban miembros de la coordinadora que han justificado así la elección del lugar: 'hemos elegido este hospital, gestionado por Capio, porque atiende a 400.000 pacientes más los derivados de los call centers'. 

Antonio Gómez, enfermero de urgencias del Servicio madrileño de Salud (Sermás) y participante en la protesta, denunciaba 'el oscurantismo existente que impide conocer los datos básicos de calidad asistencial para poder comparar la calidad del servicio entre los hospitales privados y los públicos'. Por otro lado, Emiliana, enfermera de un ambulatorio público, expresaba su indignación de esta forma: 'es una vergüenza, siguen privatizando y a la chita callando'. 

Durante la protesta -que ha durado unos 15 minutos-, uno de los agentes de seguridad del centro ha perdido los nervios y ha tratado de arrebatar la pancarta que portaban los manifestantes. Pero finalmente, un compañero le ha apartado y ha permitido que terminen la lectura del manifiesto.  

Cuando los manifestantes abandonaban el hospital (con un grupo de agentes de la Policía Nacional presente), una señora de edad avanzada -que acababa de salir del éste- se desmayaba a las puertas del centro privado. Su hija, mientras la sostenía, se quejaba de la rapidez con la que la habían despachado. El mismo guardia de seguridad que vigilaba la evacuación de la protesta, fue quien se encargó de reintroducirla en el centro, trayendo una silla de ruedas y conduciéndola al interior delas instalaciones.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández-Lasquetty, ha calificado este miércoles de 'enorme irresponsabilidad' los planes de la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (AFEM) de convocar una nueva huelga de médicos y ha asegurado que la anterior 'no logró paralizar nada'. Desde AFEM niegan que esté programada la protesta, aunque no descartan convocarla cuando se publique el pliego de condiciones para la 'externalización' de la gestión de los seis hospitales madrileños.

Sobre la petición de Afem de que la Consejería entregara el dinero que ahorró en salarios durante la anterior huelga para la atención de personas dependientes, Lasquetty ha manifestado que 'quiénes son AFEM para decidir' el destino del dinero de todos los madrileños y ha confirmado que esas cantidadesse quedarán en el presupuesto de la comunidad.