Público
Público

Manolo Martínez se revela como un actor de peso en su debut cinematográfico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lanzador de peso y capitán de la selección española de atletismo, Manolo Martínez, se ha revelado como un actor de peso y de gran vigor expresivo en su debut cinematográfico, el filme "Estigmas", estrenado hoy dentro de la sección oficial de la 54 Semana Internacional de Cine de Valladolid.

"Me considero un auténtico novato, un intruso en esto del cine, pero me he encontrado muy a gusto y me he descubierto un punto artístico que estoy dispuesto a continuar si alguien piensa en mí para algún proyecto", ha manifestado a los periodistas al término de la proyección de "Estigmas", del realizador español Adán Aliaga.

A sus 35 años y con "dos, tres o cuatro lo más" para poner punto y final a su laureada trayectoria -es el atleta español con más entorchados internacionales de la historia-, este "devorador de cultura", como se ha definido, da vida a Bruno, el personaje central de una película que es la adaptación de la novela gráfica firmada por el guionista Claudio Piersanti y el dibujante Lorenzo Mattoti.

Manolo Martínez, campeón del mundo en pista cubierta (Birmingham, 2003) y de Europa (Viena, 2002), sostiene todo el peso dramático de un largometraje íntegramente rodado en blanco y negro para respetar el espíritu del cómic del que procede, a través de un personaje tosco y en ocasiones vulgar, pero dotado de una profunda humanidad.

"Me he sentido muy cómodo en este mundo y el rodaje ha resultado una experiencia a veces más intensa que la vivida en la alta competición", ha reflexionado este atleta que entre 1993 y 2008 ha participado en seis campeonatos del mundo y cuatro Juegos Olímpicos además de haber sido campeón absoluto de España en 31 ocasiones.

Manolo Martínez (León, 1974) ha nacido al cine en Valladolid, ya que no descarta dedicarse, si es que vienen ofertas, a un mundo donde "jamás me había planteado llegar" y que observaba "muy de lejos, como algo inalcanzable... un sueño alocado".

"Estigmas", donde comparte protagonismo con la actriz Marieta Orozco, narra la lucha de una persona marginal, ex presidiaria y adicta al alcohol por alcanzar una vida normal, hasta que su vida queda condicionada por la aparición de unas marcas en las manos por donde suda sangre.

Manolo Martínez, autor también de un libro de poesía y escultor vocacional, soporta con gran solvencia el papel central de la película que ha firmado el alicantino Adán Aliaga, caracterizada por la escasez de diálogos y la toma de planos muy próximos a los actores.

Todo ello lo aguanta con enorme fiabilidad el atleta y desde ahora actor, quien dialoga con su cuerpo y despliega un enorme potencial expresivo a través de sus gestos y de su propio cuerpo, propenso a una sensibilidad y humanidad que el realizador ha querido exprimir en el largometraje.

"Su cuerpo es una herramienta invisible que sirve para transmitir emociones", ha explicado Aliaga antes de recordar cómo el blanco y negro, además de respetar la grafía del cómic originario del filme, acentúa el dramatismo que se le ha querido imprimir por parte del realizador.

Al tiempo que opera como un "sello de identidad", el blanco y negro "era la forma de afrontar esta historia", ha añadido el también director de los cortometrajes "No me jodas que tú no lo haces" (1995) y "Diana" (1998), y del documental "La casa de mi abuela" (2005).