Público
Público

"Manos arriba, esto es un atasco"

Más de 400 sevillanos protestan frente al Ayuntamiento contra la derogación por parte del PP del Plan Centro, que limitaba el acceso de vehículos privados al casco histórico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El centro de Sevilla volvió a erigirse ayer como punto de reunión para los indignados de la capital hispalense. Más de 400 personas se reunieron ayer frente al Ayuntamiento de Sevilla para protestar contra la derogación del denominado Plan Centro, que imponía desde finales del pasado 2010 un acceso restringido al casco antiguo hispalense para los vehículos privados, con lo que se descongestionaba el centro. El Gobierno municipal, liderado por el conservador Juan Ignacio Zoido, optó por levantar la medida de forma unilateral y a tan solo tres días del pleno del Ayuntamiento.

Zoido cumplía así una promesa electoral que abanderó durante la última campaña electoral, pero se ganaba la enemistad de los ciudadanos que reprobaban su medida respaldados por miembros del Movimiento15-M, Ecologistas en Acción y diversas asociaciones de vecinos.

Moisés Olmedo, coordinador local de Greenpeace pidió a Zoido 'que al menos escuche a los vecinos, debata con la oposición y lo lleve a pleno' antes de que 'aumente la contaminación acústica y atmosférica del casco histórico de Sevilla'.

Adriana Espinosa, vecina del centro, desmentía que la derogación favoreciera a los comerciantes del distrito: 'cuando empiecen los atascos, los pequeños comercios van a ver como la gente se va a las grandes superficies a comprar porque es más cómodo'. Según sostuvo Espinosa, gracias a 'esta medida revanchista contra el PSOE', volverán los atascos al centro.

Durante la protesta, los manifestantes, al grito de 'manos arriba, esto es un atasco', realizaron una performance a modo de cuento en la que usaron tres coches y un autobús de cartón para recordar que 'el centro de la ciudad se hizo antes que los vehículos y sus calles angostas no están hechas para que circulen los coches'.

Los manifestantes sostienen que el centro de Sevilla no está hecho para el paso de vehículos

Imposición por 'decretazo'
Unas horas antes de la manifestación, Francisco Pérez, portavoz del grupo conservador en el Ayuntamiento de Sevilla, tildaba en rueda de prensa al Plan Centro de 'fraude con irregularidades desde el principio'. Pérez se defendió de las acusaciones del PSOE que inculpaba a su partido de haber aplicado la derogación mediante un 'decretazo'. 'El Ayuntamiento emite resoluciones de alcaldías y eso es lo que hemos hecho, no se podía derogar de otra manera', sostuvo el portavoz del PP, quien reconoció que durante el pleno que se celebra el próximo viernes se tratará el asunto, aunque no avalarán un plan que, según sostuvo está 'preñado de irregularidades'.

Por su parte, Antonio Muñoz, portavoz adjunto del PSOE en el Ayuntamiento de Sevilla, defendió la permanencia del plan por sus efectos beneficiosos a 'la salud, el medioambiente y para la conservación del patrimonio artístico'. 'Le pedimos al Gobierno que nos sentemos a dialogar en septiembre para abordar las posibles modificaciones en una mesa de trabajo'.

La forma en que el PP ha finalizado con la medida tampoco ha sentado bien entre los sevillanos. Ricardo Marqués, presidente de A Contramano, criticaba la medida de Zoido 'en forma y contenido'. 'El alcalde ha tomado esta decisión sin argumentos, sin alternativas sobre la mesa y sin dialogo', concluyó Marqués.