Público
Público

Mantuvo relaciones sexuales con su hija de 12 años para "revisarla"

Es el argumento del acusado de abusar sexualmente de su hija en Gran Canaria. La víctima explicó que creía que ella tenía "algún problema"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El hombre acusado de abusar sexualmente de su hija en días alternos desde agosto hasta diciembre de 2007, cuando la pequeña tenía 12 años, aseguró que lo hacía para 'revisarla' y controlar si mantenía relaciones sexuales fuera de su vivienda de Las Palmas de Gran Canaria. Por su parte, la menor explicó que su padre seguía actuando así aunque le dijera que no lo hiciera. Sin embargo, la víctima aseguró que no dijo nada a su madre 'por miedo y vergüenza' y porque pensaba que el acusado realizaba esas prácticas por si ella tenía 'algún problema'.

Durante el juicio celebrado en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas, que ha quedado visto para sentencia, el acusado, un extranjero de 34 años de edad y en situación irregular en España, admitió haber realizado tocamientos y prácticas sexuales a la niña cuando se encontraban a solas en el domicilio. Sin embargo, negó que quisiera obtener 'placer sexual' con ello. 'Yo lo hice para protegerla, no para hacerle daño. Se me cruzaron los cables y pasó lo que pasó', defendió el acusado.

Asimismo, en el interrogatorio, el acusado aseguró que en 2007 tenía 'problemas de comunicación' con su hija, porque 'ella quería salir' y él 'no la dejaba'. En este momento reconoció haber sometido a tocamientos a la niña con el objetivo de 'revisarla' por si presentaba 'alguna anomalía', porque 'llegaba tarde' y 'salía mucho con sus amigas'.

El acusado argumentó su actuación asegurando que antes sus prácticas su hija no decía nada. 'Ella no me dijo que no le gustara ni me dijo que le dejara', explicó antes de reconocer que no tiene 'conocimientos tocológicos'. Según este hombre, que 'en ningún momento' la intimidó ni la golpeó, la menor se quedaba 'inmóvil y callada', y 'en ningún momento'. Al término del juicio, el acusado pidió 'perdón' y aseguró estar 'muy dolido porque la niña esté sufriendo'.

Por su parte, la víctima, que actualmente tiene 13 años, explicó que la relación con su padre era 'regular' y que cuando no estaba su madre en casa, él decía que la 'iba a revisar'. Esta situación sucedió varias veces durante los meses de agosto, septiembre y octubre. Finalmente, el 26 de diciembre, el procesado se metió en la cama con la víctima y realizó prácticas sexuales con ella.

'Yo le dije que no lo hiciera porque me molestaba pero él lo seguía haciendo', explicó la menor quien pensaba que su padre efectuaba dichas prácticas por si ella tenía 'algún problema'. 'Me da pena y me siento culpable porque mi padre vaya a prisión por estos hechos', explicó la joven. Ante la pregunta de por qué no contó lo sucedido a su madre, explicó que 'por miedo y por vergüenza', pero aseguró que después de que su padre fuera detenido y saliera de la vivienda, se encuentra 'bien'.