Público
Público

Un manual supedita la kale borroka a la estrategia de Batasuna

Incautado a los detenidos de Segi, apuesta por sabotajes "pedagógicos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las acciones de terrorismo callejero deben responder siempre 'a la línea política marcada por la izquierda abertzale'. Esta máxima se incluye en el Manual Básico de la Lucha Popular que la Policía encontró en la operación contra Segi del pasado martes.

Bajo el epígrafe Lucha popular, vinculada a la línea política, el escrito pide a los terroristas urbanos que ataquen 'respondiendo a los objetivos del momento en la lucha por la liberación, pero siempre insertándolo en la apuesta política'. Los autores del manual aclaran que por el concepto de 'lucha popular' entienden 'enfrentamientos' con las fuerzas de seguridad y 'la acción del sabotaje'.

De este modo, los terroristas urbanos tendrán que 'clasificar bien' las acciones y 'trabajar con pedagogía (...). No es lo mismo un ataque a una sede del PSOE que a una sede de Aralar. No es lo mismo la respuesta que daremos contra la muerte de un gudari que la que daremos ante la detención de un joven', señalan.

Los autores también imponen límites a los saboteadores. Por ejemplo, quedan prohibidas las bombonas de gas para hacer explosivos porque 'la lucha popular no necesita una preparación tan especializada como la lucha armada', dicen. En este sentido, advierten de que para aquel que quiera alcanzar 'un mayor compromiso', ya existe 'una organización que practica la lucha armada, Euskadi Ta Askatasuna'.

Por otra parte, el manual pide a los jóvenes que realicen destrozos valorando su repercusión, pero no hasta el extremo de que organicen los ataques en función del eco mediático que vayan a tener.

El manual cuenta con 22 páginas que orienta sobre la preparación de los ataques, su realización, huida y una eventual detención. La parte final, la más amplia, imparte instrucciones, acompañadas de gráficos y dibujos, para montar hasta ocho tipos de artefactos. El más novedoso es el voto incendiario, diseñado para explotar dentro de la urna. 'Tienes un minuto de tiempo para votar y marchar', dice el manual.