Público
Público

Manuel Gómez Pereira debuta en el documental con un ensayo sobre la locura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Treinta años después de su estreno en el largometraje de ficción con "Nos va la marcha", el realizador Manuel Gómez Pereira (Madrid, 1953) acaba de debutar en el documental con un estudio sobre modernas terapias clínicas con enfermos de esquizofrenia, a través de varios casos reales.

"Desconectados", que esta tarde se estrena en la sección Tiempo de Historia del Festival de Valladolid, es el resultado de esa nueva experiencia que le ha enriquecido como profesional y que también le ha aportado cosas desde el punto de vista personal, a pesar de la "complejidad" que supone el contacto con ese tipo de enfermos.

"Me gustan los desafíos y meterme en cosas que no he hecho", ha explicado oy a Efe el director de películas como "Salsa rosa" (1992), "¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?" (1993), "El amor perjudica seriamente la salud" (1996) y, hasta la fecha su último filme, "El juego del ahorcado" (2009).

Durante dos meses, Gómez Pereira entrevistó a los integrantes del equipo médico que dirige el psiquiatra Juan José Martínez Jambrina, vinculado al Hospital San Agustín en Avilés (Asturias), así como a siete de los enfermos esquizofrénicos sometidos a modernas terapias que, con carácter integral, pretenden reintegrar a esos pacientes en las mejores condiciones para la sociedad y sus familias.

El documental, a través de esa labor clínica que realiza un seguimiento del afectado también en el entorno de sus familias, muestra el camino por seguir "cuando desaparezcan los hospitales psiquiátricos en España y los enfermos se reubiquen socialmente.

En la actualidad, a la luz de su experiencia, el tratamiento y cobertura médica de los pacientes en su entorno familiar y social "se encuentra un poco en pañales dentro de España", ha sostenido Gómez Pereira, quien con este trabajo pretende llamar la atención sobre la necesidad de "nuevos métodos terapéuticos desde la psicología".

Los actores Carlos Hipólito y Ana Belén ponen la locución a "Desconectados", una cinta "casi experimental" que "deja mucha huella por la implicación en el trabajo de unos profesionales "que conectan con el enfermo de otra manera", ha agregado.

No ha encontrado muchas diferencias Gómez Pereira entre la ficción y el documental, ya que a pesar de que en éste no hay dramaturgia, no se escribe, "sí se construye en función del material humano y real que tienes", luego "es también como una historia que se construye de otra forma".

Tras esta incursión por el mundo real, el cineasta madrileño tiene "algunas cosas" entre manos que ha preferido no desvelar por el momento.