Público
Público

Manuscritos, bienes y recuerdos de Pessoa vendidos en una polémica subasta en Lisboa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un total de 70 lotes de manuscritos, algunos inéditos, documentos, libros, recuerdos y bienes de Fernando Pessoa fueron vendidos en una polémica subasta el jueves en Lisboa, en el año en que se conmemora el 120 natalicio del poeta portugués.

Tras una pugna legal entre instituciones públicas, que reclamaban parte del legado del escritor, y sus herederos, decididos a venderlo, la subasta se celebró el jueves por la noche pese a la presencia de un funcionario municipal que intentó retirar de la venta 25 de los lotes cuya propiedad reclama el Ayuntamiento lisboeta.

Una de las piezas más codiciadas de la subasta, el llamado dossier Crowley, que contiene documentos relativos a la amistad que unió al escritor luso con el ocultista inglés Alesteir Crowley (1875-1947), fue rematado por su precio base de 50.000 euros, aunque el catálogo lo valoraba hasta en 100.000.

Diferentes compradores no identificados se hicieron con otros papeles, recuerdos y colecciones del escritor, pero varios lotes no tuvieron salida y aparentemente no se cumplieron las mejores expectativas de la casa de subastas, la sociedad lusa P4 Photography, de recaudar varios cientos de miles de euros.

Sus responsables no se arredraron ante el funcionario municipal que intentó parar la puja y, con el argumento de que la orden municipal no estaba validada por un juez, desoyeron las amenazas de llevar a los compradores a los tribunales.

Con todo, la Alcaldía optó por ejercer su derecho de compra del contrato de arrendamiento de la casa de Pessoa, en la rua Coelho da Rocha de la capital, y lo adquirió por el precio de salida de 3.000 euros.

Entre otros bienes de Fernando António Nogueira Pessoa (1888-1935) se subastaron manuscritos de proyectos literarios, cartas a amigos y personalidades, comentarios de obras y diversas publicaciones y anotaciones sobre su propia producción.

Las autoridades lusas habían expresado su decepción porque los herederos del escritor expusieran sus posesiones a compradores particulares, quizá extranjeros, y privaran a Portugal de conservar como bien público el legado de uno de sus grandes intelectuales.

Pero también habían adelantado que de varios de los documentos más importantes existen copias en poder de las instituciones que garantizan su conservación a efectos culturales y patrimoniales.

La polémica subasta se celebró precisamente en el año del 120 aniversario del natalicio de Pessoa, que se conmemoró solemnemente el pasado 13 de junio en la capital portuguesa.

El poeta, que usó múltiples apodos como Bernardo Soares, Chevalier de Pas, Alexander Search, Alberto Caeiro, Alvaro de Campos o Ricardo Reis para firmar sus obras, nació en Lisboa el día del santo más querido en la ciudad, San Antonio, y murió, con sólo 47 años, en 1935.

Su amistad con Crowley, cuyos documentos tienen gran interés para los coleccionistas británicos, se remonta a 1929, cuando empezó a mantener con el enigmático mago la correspondencia hoy subastada.

En el dossier hay también documentos sobre los escritos de Pessoa relativos a un suicidio simulado de Crowley, que dio lugar a una obra de teatro.

Pessoa, que se relacionó también con otros ocultistas, la puso en escena con el tituló en inglés de "Mouth of Hell" (Boca de Infierno), el nombre de un acantilado de la ciudad costera de Cascais en el que supuestamente había muerto Crowley.

De la obra de Pessoa, dispersa bajo diversos seudónimos, se han recuperado decenas de manuscritos y fragmentos tras su muerte, muchos en inglés, una lengua que dominaba por haber pasado buena parte de su juventud en Sudáfrica, donde su padrastro fue diplomático.

Los trabajos de Pessoa fueron escritos bajo una variedad de estilos y aunque en vida publicó el libro de poemas "Mensaje" (1934) la mayoría de sus obras más apreciadas son ediciones póstumas.

La más popular y reconocida, "El libro del desasosiego", una novela inacabada con estilo de diario, apareció años después de su fallecimiento, el 30 de noviembre de 1935, en su Lisboa natal.