Público
Público

Una máquina de fabricar clásicos

John Fogerty, el legendario líder de Creedence Clearwater Revival, tocará esta semana en España por primera vez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En 1969 se produjeron dos hechos asombrosos: el hombre pisó por primera vez la luna y el grupo Creedence Clearwater Revival vendió más discos que los Beatles. La Creedence como se conoce a la formación en España era una formación de lo más peculiar: sus canciones sonaban tradicionales, enraizadas en el sur de EEUU, pero estaban empapadas de influencias de los grupos más avanzados de su época. En su variopinto repertorio se escuchan las armonías vocales de los californianos Beach Boys, la facilidad melódica de los Beatles y los riffs poderosos de los Rolling Stones, pero también el rock and roll primigenio de Chuck Berry y Little Richard, el blues endiablado de Robert Johnson, el country de Hank Williams y los ecos soul de James Brown.

El científico que dio con esa fórmula mágica fue John Fogerty, cantante, guitarrista y compositor de la mayor parte de las canciones del grupo. Más de 40 años después del disco de debut del grupo, Fogerty llega esta semana a España para ofrecer sus primeros conciertos en nuestro país: el 10 de julio en San Javier (Murcia), el 11 en Córdoba, el 13 en Madrid y el 14 en Barcelona.

En realidad, él escribió todos los temas de la Creedence entre 1968 y 1970, los tres años de gloria de la formación. Su último disco, Mardi Gras (1972), fue el único en el que los otros dos miembros del grupo, el bajista Stu Cook y el batería Doug Clifford Tom Fogerty, hermano de John, había abandonado un año antes, firmaron canciones propias.

Los dos músicos querían mayor protagonismo y Fogerty accedió, pero con la condición de que cada uno cantara sus canciones. Al parecer, pensaba que los temas de sus compañeros no eran dignos para su voz. El disco fracasó en las listas de ventas y la crítica le dio un suspenso.

Esta reacción visceral contra Mardi Gras es perfectamente comprensible si se tiene en cuenta que en sólo tres años, entre 1968 y 1970, el grupo había publicado seis álbumes que incluían clásicos incontestables de la historia del rock. Su primer hit de gran repercusión fue Proud Mary, incluida en su segundo disco, Bayou Country, y que en 1971 popularizaron Tina & Ike Turner, llegando a convertirse en uno de los temas más reconocibles de la cantante.

La Creedence logró su primer número uno en Estados Unidos con Green River, álbum que incluía joyas como Bad moon rising, Lodi o la misma Green River. Sin embargo, su mayor éxito comercial llegó al año siguiente con Cosmos factory, que también alcanzó el primer puesto de las listas en varios países europeos.

Con la disolución de la Creedence también se terminó la relación de Fogerty con su compañía de discos, Fantasy, con la que se enzarzó en una engorrosa disputa legal. En 1985, cuando publicó The old man down the road, Fantasy llegó a acusarle de plagiarse a sí mismo, ya que la compañía poseía los derechos de Run through the jungle, el tema supuestamente plagiado.

En sus conciertos en España repasará gran parte de los clásicos de la Creedence y algunos de sus temas en solitario. Prestará especial atención a Revival, su último disco.