Público
Público

La máquina holandesa se convierte en favorita para el Mundial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Holanda se situó finalmente entre las favoritas para ganar el Mundial de fútbol, tras eliminar el viernes a la poderosa selección brasileña.

La victoria por 2-1 en cuartos de final sobre los pentacampeones del mundo fue mucho más que su primer gran triunfo de las 13 victorias consecutivas en partidos oficiales que registra la "Naranja Mecánica".

También demostró que el equipo ha aprendido las lecciones del pasado.

Hace cuatro años, los holandeses cayeron eliminados en octavos de final ante Portugal en un tenso partido en el que se mostraron 16 tarjetas amarillas y cuatro jugadores fueron expulsados.

Pero el viernes, frente a los habilidosos brasileños, mantuvieron la compostura y demostraron que ahora saben lo que se necesita para ganar en esta fase del torneo.

"Sí, se ve la diferencia comparado con el partido ante Portugal hace cuatro años, está claro que este equipo realmente ha evolucionado", dijo el delantero Dirk Kuyt a los periodistas.

"En aquel entonces, todo se salió de control, pero ahora se ha demostrado que jugar en grandes competiciones, como hacemos la mayoría de nosotros, realmente merece la pena", añadió.

Del equipo que perdió ante Portugal en 2006, siete jugadores fueron titulares el viernes contra Brasil, mientras que Nigel de Jong y Gregory van der Wiel, que no podrán jugar por sanción la semifinal frente a Uruguay, fueron los únicos nuevos en el equipo.

El triunfo ante Brasil también significó la primera ocasión en la que los holandeses tienen que remontar un partido durante su racha de trece victorias consecutivas.

Durante la fase de clasificación Holanda se impuso a Escocia, Noruega, Islandia y Macedonia, y en lo que va de Mundial el equipo de Bert van Marwijk ha ganado a Dinamarca, Japón, Camerún y Eslovaquia, además de Brasil.

De este modo, el partido ante Brasil demostró que los holandeses también tienen el valor para remontar un partido, después de que sus rivales se adelantaran rápidamente con un gol de Robinho y tuvieron otras oportunidades para ampliar la ventaja antes del descanso.

"Tras nuestro mal comienzo en el primer tiempo ordenamos nuestra defensa, pero luego necesitas algo de suerte como la que tuvimos en el (gol del) empate", dijo Kuyt.

"Aunque después del empate sentimos que algo se rompió en Brasil, mientras que nosotros simplemente seguimos jugando nuestro propio partido. Este equipo es tan fuerte mentalmente que incluso el último cambio de Andre Ooijer por Joris Mathijsen no hizo ninguna diferencia", aseguró.

A pesar de alcanzar las semifinales, Kuyt no se dejó llevar por la emoción.

"Parece demasiado irreal alcanzar una semifinal, pero es simplemente el siguiente partido, por lo que el martes sólo tenemos que estar preparados para jugar el próximo partido de nuestras vidas", añadió.