Público
Público

Maradona sabe cómo ganar un Mundial...¿lo logrará?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Diego Maradona soñó con ganar un Mundial con la selección argentina de fútbol y lo logró en 1986, cuando fue consagrado el mejor del planeta. Ahora, 24 años más tarde y como entrenador, espera repetir la hazaña en Sudáfrica y dijo tener la fórmula para lograrlo.

El astro argentino, dueño de una frenética, espectacular y gloriosa carrera llena de éxitos como jugador aunque marcada por los excesos y las polémicas en su ámbito personal, tendrá la oportunidad de demostrar sus palabras cuando se dispute el máximo torneo de selecciones del 11 de junio al 11 de julio.

"Yo estuve en Mundiales y jugué dos finales (en 1986 y 1990), sé cómo llegar, cómo manejar el grupo, cómo entrenarlos. Sé cómo hablarles a los jugadores", dijo recientemente. "Tengo crédito como para hablar del tema. No llegué (en un Mundial) octavo, noveno, ni me vine en primer turno. De esto algo sé".

La sensación que tiene Maradona contrasta con la dura realidad que le tocó vivir desde su inexperiencia como técnico cuando clasificó en el cuarto lugar y en forma angustiante a su país para disputar el Mundial, el número 15 de su historia.

Antes de estar al frente de Argentina, tuvo dos pasos mediocres como entrenador en la década de 1990, al frente del Racing Club y del desaparecido Mandiyú de Corrientes. En esos períodos, sus equipos sumaron tres victorias, 12 empates y ocho derrotas en 23 partidos.

El ex capitán de la selección, que por su fuerte personalidad despierta amores y odios por igual, sufrió para alcanzar el máximo objetivo en la eliminatoria sudamericana.

"En nueve meses sólo logré tener a los muchachos un mes y medio. Es muy poco tiempo para trabajar", recalcó varias veces ante los periodistas.

"Ahora si Dios quiere, los voy a tener 20 días antes del Mundial a todos juntos, y ahí vamos a armarnos para tener chances grandes de ganar la Copa del Mundo", enfatizó.

DE LA CABEZA A LOS PIES

En su brillante época de jugador, Maradona ponía al mundo de pie cuando resolvía con regates endiablados las jugadas que ideaba su cabeza cubierta de indomables rulos.

Pero en su papel de conductor todavía no pudo transmitir esos conceptos a sus jugadores y no consiguió explotar las cualidades del diamante en bruto que tiene en Lionel Messi.

La prensa local trató de encontrar los atenuantes a los desaciertos tácticos atribuidos a Maradona, pero también apuntó a Messi por no conseguir en la selección argentina el gran nivel que despliega en el Barcelona. Muchos críticos creen que las bajas actuaciones de Messi con la "albiceleste" no son responsabilidad exclusiva de Maradona.

El "pulga", veloz e impredecible con la pelota en los pies, tampoco logró explotar sus atributos con el técnico José Pekerman en Alemania 2006 ni con Alfio Basile en el primer tramo de las eliminatorias para Sudáfrica.

Messi no gravita con el rígido esquema táctico 4-4-2 que Maradona ha elegido para jugar, en un dibujo en que las posiciones que debe ocupar dentro del campo son distintas a las que llena en el Barça.

"La mejor forma de anular a Messi es que lo dirija Maradona", bromearon mensajes en Internet después que el "Pulga" anotase en la victoria 2-0 del Barcelona sobre el Real Madrid.

"Si en el Mundial tengo que cambiar mi esquema táctico para que (Messi) se sienta cómodo lo voy a hacer", dijo Maradona después de reunirse con la estrella del Barcelona.

Maradona, como muchos experimentados futbolistas que jugaron en la máxima competencia, creen que para ganar el Mundial hay que tener algo más que buenos jugadores.

En 1986 Argentina, que ya había sido campeón en 1978, se fue a México criticada y sin confianza para jugar el Mundial. Pero como siempre recuerda Maradona y el entrenador Carlos Bilardo, ahora manager de la selección, el equipo "llegó primero a México y se fue último".

El trabajo desarrollado en esas semanas y el amor propio e los jugadores fue clave para levantar la Copa, según el ex capitán.

"Fuimos y pusimos lo que había que poner y salimos campeones", dijo Maradona.

"Eso es lo que quiero inculcarle a mis jugadores, que tienen un nivel superior a los del 86", resaltó Maradona, quien días atrás recibió el título de entrenador pese a que nunca realizó el curso correspondiente.

Argentina, que en Sudáfrica tendrá su campo de entrenamientos en Pretoria, será cabeza de serie del Grupo B donde enfrentará a Nigeria, Corea del Sur y Grecia.