Público
Público

Maradona recuerda a los ingleses ese "gol que nunca fue" en 1966

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En su regreso a Escocia, a Hampden Park, el estadio donde Diego Maradona anotó su primer gol para Argentina, en 1979, el nuevo seleccionador de ese combinado recordó hoy en Glasgow a los ingleses aquel "gol que nunca fue", el que les dio en 1966 el único Mundial que ha ganado este país, ante Alemania.

En una conferencia de prensa celebrada hoy en Glasgow (Escocia), en vísperas del encuentro amistoso que disputarán mañana ambas selecciones y que marcará el debut como seleccionador nacional del "Pelusa", Maradona habló de sus sensaciones al frente del equipo y añadió el toque controvertido al replicar a unas declaraciones del ex futbolista Terry Butcher hechas esta mañana.

El ex internacional inglés, actualmente ayudante técnico del seleccionador de Escocia, George Burley, aseguraba hoy que nunca "perdonaría" a Maradona por haber "destruido" el sueño de Inglaterra de ganar un Mundial.

Se refería a lo ocurrido hace nada menos que 22 años, cuando aquel gol anotado por Maradona -"la mano de Dios"- abrió el marcador en la victoria sobre los ingleses en los cuartos de final del Mundial de México, en 1986 (2-1).

Según los medios británicos, Butcher fue tajante al afirmar que no daría la mano a Maradona cuando ambos se encuentren mañana, en Hampden Park.

Preguntado por su visión al respecto, el argentino respondió: "No me interesa darle la mano a Terry Butcher. Yo estoy bien con la gente que tengo que estar bien. No sé por qué Butcher no me quiere dar la mano. Yo le dejo que haga su vida. Yo hago la mía. Que no me muero y duermo igual si Butcher no me da la mano".

Maradona, además, quiso añadir otro dato: "Yo les voy a recordar que Inglaterra venció una final contra Alemania (en 1966, cuando Inglaterra ganó en la prórroga el Mundial al equipo germano con un tanto fantasma) con un gol que no fue, que lo vimos todos y nadie dijo nada. La historia no se cambió. Butcher no me puede juzgar de ninguna manera".

El nuevo seleccionador habló del tanto anotado por Geoffrey Hurst a los diez minutos de la prórroga de la final con Alemania, el ahora recordado como el gol fantasma más famoso de la historia.

Y, para más inri, concluyó: "Que no entró por un pedazo así (hace un gesto explicativo con las manos separadas por varios centímetros). Lo que pasa es que no había repeticiones en ese momento".

Fue en ese campo, además, donde en el año 1979, un Maradona de sólo 18 años marcaba su primer gol con su selección.

Con un semblante tranquilo, el técnico aseguró que se sentía "muy bien" y "contento de volver" a este país después de mucho tiempo "para estar al frente de la selección argentina -dijo-, que para mí es un orgullo. Para mí es fantástico".

De su nuevo rol como dirigente del equipo nacional, el argentino reconoció que estaba "disfrutando" al lado de los jugadores, "que es lo que uno buscó desde hace mucho tiempo y esperaba mi momento y llegó".

En cuanto al camino que deberá recorrer esta selección para llegar al Mundial de Suráfrica 2010, Maradona apuntó que a él no le interesaba estar "entre los cuatro primeros" y que "el único objetivo es ser primeros".

"Hay que cambiar muchas cosas, tácticas... pero lo que realmente quiero es conseguir es que los jugadores sean felices con Argentina" en la que definió como una "nueva era" para este equipo.

Preguntado si sentía presión, respondió que hubiera sido un "cobarde" de no haber aceptado esta oportunidad: "Yo necesitaba a la selección argentina y ellos necesitaban una guía como la mía y ahora estamos juntos vamos a caminar juntos y yo creo que vamos a caminar bien".

Maradona se refirió al barcelonista Leo Messi, que no jugará en el amistoso del miércoles y, preguntado por la estrella azulgrana, indicó: "Quiero que (Messi) tenga libertad para jugar; para que nos dé satisfacciones dentro de la cancha; que sea un pasador y que cuando pueda decidir él, que decida, que sea un pasador, un jugador que pueda hacer girar el equipo hacia adelante. Que sea él el conductor".

Mostró una actitud conciliadora en cuanto a viejas controversias con la FIFA. "No voy a entrar en polémicas ni con (Sepp) Blatter ni con (Michel) Platini ni con nadie. Seguramente siendo el técnico de la selección nacional no voy a entrar en polémicas".

Sobre su forma de vivir los partidos desde el banquillo también fue interrogado. "Con respecto a estar en el banco, voy a vivirlo como lo viví siempre, tratando de que la seguridad me la dé mi equipo. Si el equipo me da seguridad en la cancha, yo voy a estar tranquilo. Si no, yo me voy a mover como siempre".

Maradona lanzó un mensaje a la llamada "Iglesia Maradoniana". Les mandó un "saludo enorme, un saludo grandísimo a todos, que los quiero mucho y los apoyo y les doy mil gracias por estar siempre atentos a lo que me pasa".

El considerado por muchos "mejor jugador del mundo", escogió a su futbolista de culto. "A mí me gustó mucho Kevin Keagan. Me atrapó. Yo creo que es el mejor jugador que yo vi jugar".

En cuanto al presente, se decantó por "gente como Leo Messi, Cristiano Ronaldo. Hay jugadores excepcionales".

Preguntado por cuál sería su enfoque mañana, no dio demasiados detalles. "Voy a jugar como quiero jugar. Voy a poner los jugadores donde necesite el equipo. Voy a salir a jugar como pienso que necesita el equipo y ésa va a ser mi forma de jugar".