Público
Público

Maragall cree que la polémica por sus palabras ha dado visibilidad al Govern

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El conseller de Educación, Ernest Maragall, ha admitido hoy que "erró" al no valorar el efecto que tendrían sus polémicas declaraciones de hace una semana sobre el Govern, aunque ha destacado que ha conseguido que se hablara del PSC y que la obra de gobierno haya ganado visibilidad.

En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por EFE, Maragall ha reiterado que su intención, cuando aludió en una conferencia a una eventual fatiga de los ciudadanos por el tripartito, era llamar la atención sobre las dificultades del gobierno para mostrar su gestión a los ciudadanos.

"El ruido que ha acompañado a la acción del gobierno ha tapado la música, y no se ha podido escuchar bien ni la orquesta ni la actuación de los solistas", ha afirmado.

Pese a lamentar la polémica, ha asegurado que ésta ha tenido "un efecto positivo", como es el hecho de que "estos días se ha hablado del PSC" y que "la obra de gobierno ha ganado visibilidad".

El efecto que tuvieron sus declaraciones en la conferencia, así como el artículo posterior que publicó en un rotativo, le llevó a poner su cargo a disposición del presidente de la Generalitat, José Montilla, consciente -ha dicho- de que "se había producido una situación de incomodidad y de registro de daños en el Govern".

El titular de la cartera de Educación ha insistido en que su voluntad real era plantear un debate de fondo en el seno de la izquierda progresista que representa el PSC sobre diversas cuestiones, entre ellas la necesidad de que los socialistas catalanes tengan grupo propio en el Congreso.

En este sentido, ha lamentado, por ejemplo, que ayer, durante el debate monográfico sobre la crisis en el Congreso, "no pudiera ver a mi representante. Vi a Joan Ridao y a Josep Antoni Duran Lleida, pero no a Dani Fernández, mi representante".

Respecto a si el debate que se ha abierto en el seno del PSC a raíz de sus polémicas declaraciones ha puesto en evidencia de nuevo la existencia de un PSC catalanista y de otro que no lo es, Maragall ha asegurado tajantemente que no está de acuerdo con este planteamiento.