Público
Público

Maratón negociador del Gobierno

El Ejecutivo mantiene abierta una línea permanente con CiU y se reúne hoy con el PP y ERC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno medirá hoy la temperatura fría del PP y la acogida de Esquerra Republicana más tibia, en su maratón de sondeos políticos previo a la aprobación mañana de la reforma laboral. El ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, se reunió anoche en Madrid con una delegación del PNV encabezada por su portavoz parlamentario, Josu Erkoreka, para calibrar también su postura, que decidirán en Bilbao sus órganos de gobierno una vez que el Gobierno dé luz verde al texto.

Igual que el vasco, ningún grupo adelantó un voto favorable que el PSOE pretende abonar abriendo la tramitación del decreto como proyecto de ley si logra la convalidación del Congreso, paso previo en el que los socialistas necesitan sumar a sus 169 diputados siete parlamentarios para garantizarse la mayoría absoluta 176 escaños, o equilibrar la votación con abstenciones, como ocurrió con la convalidación del tijeretazo.

Con este precedente, el portavoz parlamentario de CiU que se abstuvo para salvar el decreto de ajustes no descartó, precisamente, que su formación vuelva a pronunciarse de la misma manera ante la reforma, aunque la semana pasada garantizó que optaría por el sí o por el no. Ahora, con una huelga general a la vista y en la antesala de las elecciones catalanas, CiU vigila las consecuencias de su voto. 'No queremos que se nos transmita la responsabilidad de la reforma laboral', adelantó Josep Antoni Duran i Lleida. El portavoz nacionalista aseguró a Catalunya Ràdio que estaba recibiendo 'presiones' del PSOE para que sea su federación la que endurezca la propuesta del Gobierno.

'Nos llegan mensajes del Gobierno que nos piden apretar, porque ellos no lo pueden hacer ante los sindicatos', confesó Duran para enfriar la larga cadena de contactos telefónicos que CiU mantiene desde hace varios días con el Ejecutivo con el fin de negociar un eventual apoyo.

'Yo no estoy aquí para hacer de malo ante los sindicatos', zanjó el portavoz nacionalista, que ha encarecido sobremanera la actitud de su grupo, que ha llegado a tildar de 'churro' el texto elaborado por el Gobierno.

La exteriorización de su desafecto llevó a Duran a plantearse suspender sus contactos previstos por el Gobierno a raíz de unas manifestaciones atribuidas a Leire Pajín, en la que la número tres socialista señaló al dirgente de CiU como portavoz de la patronal catalana. La propia Pajín y Corbacho calmaron la irritación de Duran en sendas llamadas telefónicas que ayudaron a reconducir el malentendido y a no añadir óxido a una negociación aún poco engrasada.

De forma paralela a los contactos con CiU, hoy se sentarán en torno a este documento el ministro de Trabajo y el coordinador de Economía del PP, Cristóbal Montoro, en un encuentro al que los conservadores aseguran que acuden sin líneas rojas. Tampoco el partido de Mariano Rajoy desveló ayer sus cartas.

Su secretaria general tachó de 'confusa' la reforma y pidió un texto 'claro y concreto'. Al igual que CiU, el primer partido de la oposición analiza también el coste que puede acarrearles su postura en la convalidación del decreto, de manera que el previsible rechazo inicial no es ahora su única apuesta.

Fuentes de la dirección del PP admiten su más que difícil voto favorable a la reforma, aunque no descartan decantarse por la abstención. Su reunión de hoy con el Gobierno les permitirá mover una nueva ficha en el tablero de la negociación y acotar mínimamente su disposición hacia la reforma.

En medio de este paisaje de aproximaciones y contactos, el Ejecutivo volverá a reunirse hoy también con el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya, Joan Ridao, que evidenció ayer, una vez más, una inclinación al acuerdo más acentuada que la que han deslizado el resto de fuerzas.

CC no se siente 'atada' al PP

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, aseguró que su partido, Coalición Canaria -dos diputados-, no ha decidido su voto, aunque advirtió de que no se sienten 'atados' al PP -con quien gobiernan en las islas- a la hora de definir su postura en los grandes asuntos de Estado. El ministro de Trabajo se reunió ayer con uno de los hombres de confianza de Rivero para abordar la negociación de la reforma.

El rechazo de UPyD

La diputada y portavoz de UPyD, Rosa Díez, no apoyará la reforma laboral al considerar que el Ejecutivo actúa por la 'vía del ultimátum' para imponer una propuesta que considera 'confusa, insuficiente' y que reproduce los errores de un sistema 'que ya ha fracasado', según señalaron fuentes de UPyD a Europa Press. Esta formación sostiene que el Gobierno actúa como 'si tuviera mayoría absoluta aplastante' para trasladar al Parlamento su 'responsabilidad y vértigo' ante la medida.

UPN y la 'responsabilidad'

El vicepresidente de Unión del Pueblo Navarro -que dispone de un diputado - aseguró que su partido 'actuará, una vez más, con la responsabilidad que lo caracteriza'. Lejos de desvelar intenciones, el dirigente de la formación regionalista pidió tiempo para estudiar el texto redactado por el Gobierno socialista.