Público
Público

Marc Anthony cierra con salsa y sabor latino el Festival de Viña del Mar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El artista de origen puertorriqueño Marc Anthony puso este sábado el broche de oro a la quincuagésima edición del Festival de Viña del Mar con una exhibición de salsa y sabor latino.

Las más de 15.000 entradas para el concierto del salsero 'volaron' en menos de dos horas, por lo que el éxito estaba asegurado de antemano.

El cantante apareció sobre el escenario con un traje negro y camisa blanca, escudado por una enorme tarima de dos pisos donde se alojaban las 16 personas que lo acompañaban, entre músicos y bailarines.

La fiesta empezó con "Valió la pena", con el que Anthony anticipó sus dotes de bailarín entre los gritos enfervorizados del público femenino.

Entre gritos de "ídolo,ídolo", interpretó "Estoy enamorado", tras lo que el artista se emocionó y se agachó para besar el escenario de la Quinta Vergara, sede del festival.

Quieto, con cara de no creer lo que estaba viviendo y con los ojos llorosos, Anthony dijo con la voz entrecortada: "No me lo esperaba, nunca he visto nada igual".

No faltaron éxitos como "Hasta ayer", "Qué precio tiene el cielo", "Hasta que te conocí", o "Ahora quien", que encendieron al público gracias a los redobles de percusión y los ritmos de los cuatro instrumentos de viento presentes en la banda.

El artista no cesó de recopilar peluches y regalos que los espectadores le lanzaron a la tarima y los fue amontonando en un rincón del escenario.

Pese a la emoción, Anthony cantó, bailó y evidenció que es un profesional que, pese a los éxitos y el 'glamour' que lo rodea, disfruta con lo que hace y hace a la gente partícipe del espectáculo.

"Estoy tan y tan impresionado... aunque hubiese soñado 20 mil veces esta noche no la imaginaba así", expresó entre la algarabía general en las gradas.

En el tema "Mi gente" una chiquilla que no llegaba a los diez años de edad se abalanzó sobre el artista, quien no dudó en bailar con la pequeña, a la que incluso dejó cantar.

Con su popular tema "Dimelo", el marido de la actriz Jennifer López dio por terminado su 'show' tras casi una hora y media que a la gran mayoría del público le supo a poco.

Fue un cierre de lujo para un festival con sabor boricua que tuvo de todo y que Marc Anthony se encargó de despedir con sabor latino.