Público
Público

En marcha la asamblea extremeña de IU sin la presencia de críticos

Los delegados asistentes al cónclave votan seguir adelante con el proceso. El líder regional aboga por evitar un escenario de elecciones anticipadas o moción de censura al Gobierno del PP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni los intentos de negociación ni las amenazas veladas de medidas expeditivas de la dirección federal de Izquierda Unida han podido romper con las previsión: hoy domingo estaba convocada en Mérida la XII Asamblea Regional de IU Extremadura y hoy comenzó y está en marcha la asamblea. 

El cónclave arrancó pasadas las diez de la mañana. A esas horas, se habían acreditado en torno a 120 delegados de los 200 elegidos. Faltaban los miembros de la corriente crítica llamada La Mayoría, que encabeza la edil en Cáceres Margarita González-Jubete. El secretario de Organización regional, Joaquín Kin Paredes, explicó a los asistentes cuál había sido el camino que había desembocado en la jornada de hoy y defendió la legalidad y la 'transparencia' de todos los pasos dados por la dirección autonómica, que lidera el candidato a la reelección, Pedro Escobar. Todo se enmarañó en la última semana: la Comisión Federal de Garantías decidió suspender cautelarmente el congreso; Escobar, avalado por la Presidencia Regional de IU, determinó seguir adelante; dos militantes cercanos al sector crítico recurrieron a los tribunales para que se paralizase la asamblea, y los tribunales no les dieron la razón. Tras el aval del juez, IU Extremadura se reafirmó en su intención de celebrar el cónclave. La cúpula de Cayo Lara, mientras, presionó para que no se hiciera. 

Tras explicar el laberíntico proceso, Paredes preguntó a los delegados si deseaban continuar o no con la asamblea. 116 votaron a favor y dos se abstuvieron. No hubo votos en contra. El congreso comenzó. Hacia las 12.30 horas, ya eran 134 los delegados acreditados. O sea, el 67%, una cifra que en principio revelaría que Escobar, en caso de que hubieran asistido los críticos, partía con cierta ventaja numérica sobre Jubete. No obstante, Paredes, al dar a conocer esos datos, prefirió mostrarse prudente: 'No sabemos si el 33% restante corresponde a una mayoría o a una minoría', informa Europa Press. En la XI Asamblea, la de 2009, en la que Escobar se hizo con el liderazgo, se había registrado a esas horas el 50%. El plazo para acreditarse concluirá hoy a las 16 horas.

Lara deberá decidir ahora qué hacer: reconocer la cita, impugnarla o formar una gestora

Paredes hizo un inciso clave: 'A partir de este momento la palabra la tiene IU federal, será ella quien decida qué hacer' con el resultado y las decisiones tomadas en este cónclave'. En efecto, será el equipo de Lara el que determine cómo manejar otra jornada complicada. Mañana lunes está convocada rueda de prensa del coordinador federal y se espera un pronunciamiento expreso. La cúpula extremeña, según fuentes consultadas por Público, se teme que Madrid opte por no reconocer el resultado del cónclave, por impugnarlo, por formar una gestora o incluso por intervenir directamente, alternativas que también maneja La Mayoría. Cualquier solución se antoja delicada habida cuenta de que queda apenas una semana para la celebración de elecciones en Euskadi y Galicia. De cualquier modo, el martes la Comisión Federal de Garantías escuchará las posiciones de Escobar y a Jubete.

Escobar reprocha a Lara su 'periódico' recordatorio de las discrepancias con la dirección federal

Escobar defendió su gestión ante los asistentes a la XII Asamblea, dando lectura a un informe de 24 páginas [ver aquí]. Durante dos horas, explicó sus decisiones y las de su dirección, y enmarcó las evidentes discrepancias con el equipo de Lara como diferencias 'dentro de la normalidad', aunque reprochó a su jefe en Marid su 'insistencia reiterativa y periódica' en marcar distancias con Extremadura. Lo cierto es que Lara, tras la rebelión de 2011, ha enfriado toda relación con Extremadura. Ni hizo campaña allí en generales y siempre recordó que la posición de los estamentos supremos de IU no había cambiado. Esto es: no a dejar gobernar, por acción o por omisión, al PP. 

El coordinador extremeño envió otra recriminación: que Olimpo, la sede federal, hubiera apoyado desde la distancia la candidatura de Jubete: cuando sepa que La Mayoría representa a 'una inmensa minoría', se dará cuenta de que 'ha metido la pata' al presionar para que se suspendiera el cónclave, verbalizó, informa Efe. Para buscar en cierta medida algo de distensión, aseguró, 'desde el respeto y la lealtad', que no tiene 'ningún deseo de confrontación con la federal ni con ninguna de las IU del Estado', culminó. 

'Podemos rechazar los Presupuestos de Monago, y tumbar el Gobierno, y quizá lo hagamos', dice

El líder regional aludió a uno de los temas que también sobrevuelan esta XII Asamblea: la posibilidad de una moción de censura contra el Gobierno de José Antonio Monago. Los números dan, ya que IU cuenta con tres diputados; el PP, con 32 y el PSOE, 30. De hecho, los dos candidatos, Escobar y Jubete, encarnan dos estilos de oposición diferentes. La Mayoría ha recriminado con contumacia al coordinador autonómico su confrontación 'poco contundente' con el Ejecutivo autonómico. Esta mañana, Escobar abogó por 'evitar un escenario de elecciones anticipadas o de moción de censura', ya que en esa tesitura quien 'tendría algo que ganar sería el PSOE'. 'No podemos renunciar a la presión que se puede hacer cuando no hay mayoría absoluta, no podemos renunciar a condicionar un Gobierno que no puede hacer lo que quiere, y creo que no debemos jugarnos a una carta el presente y quizá el futuro de IU Extremadura. Nosotros sólo tenemos tres diputados de 65 y debemos seguir haciendo oposición inteligente', expresó. 

El coordinador afirma que  Asturias o Andalucía  hacen recortes 'iguales o peores'

Por tanto, ¿IU apuesta por mantener a Monago hasta el final de legislatura? 'Por supuesto que no –se respondió Escobar–. No tenemos ningún compromiso con nadie. Lo he dicho en los medios y lo reitero ante vosotros. Podemos rechazar sus Presupuestos y tumbar el Gobierno, y quizá lo hagamos, pero cuando nos parezca la opción menos mala para Extremadura y, sobre todo, cuando lo decidamos nosotros, no cuando lo decida Valentín García [el portavoz socialista en la Asamblea] o cuando le interese a [Guillermo Fernández] Vara [el secretario regional del PSOE], y no se lo vamos a ir contando'. El líder puso como ejemplo lo que pasa en Andalucía o Asturias, autonomías en las que IU apoya o gobierna directamente con los socialistas. 'Si en esas comunidades se estuvieran haciendo las cosas mejor que aquí', entonces IU debería 'asumir su error y corregirlo inmediatamente'. Sin embargo, adujo, 'las medidas de recorte son iguales o peores' que en Extremadura.

El informe de gestión contó con el esperable respaldo de los compromisarios. De los 134 acreditados a las 12.30, 124 votaron a favor. No hubo votos en contra ni abstenciones. 

Para la tarde queda todo el meollo de la asamblea. A las 17 horas finaliza el plazo de presentación de candidaturas al Consejo Político Regional, y una hora más tarde se votará. A las 18.15, se conocerá la composición, al 50%, del máximo órgano de dirección (el otro 50% lo elegirán las agrupaciones locales). El Consejo elegirá entonces al nuevo coordinador. Escobar tiene alfombra roja para proclamarse vencedor y ser reelegido, vista la ausencia de los críticos. 

No acudió a la XII Asamblea el sector crítico. Tampoco nadie de la dirección federal, a excepción del secretario de Administración y Finanzas, Antonio Cortés, que asistió como militante de IU Extremadura y como delegado (y también porque apoya a Pedro Escobar, como su partido, Izquierda Abierta). La Mayoría, nucleada en torno a Margarita González-Jubete, sí envió un comunicado a los medios insistiendo en que el congreso regional de este 14 de octubre carece de toda 'legitimidad', al estar paralizado por la Comisión Federal de Garantías. 

Los críticos señalaron que 'se confirma que incluso con normas tramposas y diez miembros natos a sueldo de la Asamblea de Extremadura y de la dirección regional y los delegados familiares o asambleas antiestatutarias', da un total de '43-45% sobre el total de 200 delegados', descontando los 10 natos de los 116 que votaron seguir adelante con la cita. La Mayoría afeó a Escobar que atribuyese a la corriente de Jubete un 20%, ya que sólo las cuatro grandes ciudades extremeñas (Cáceres, Badajoz, Mérida y Plasencia) suponen 'el 30% de la militancia, aunque haya asistido algún delegado de la capital autonómica'. En conclusión, el líder regional maneja un censo 'adulterado' pues falta un '60% de la afiliación', así que está 'deslegitimado' para representar a IU Extremadura, denunciaron.