Publicado: 27.02.2014 12:34 |Actualizado: 27.02.2014 12:34

Marcha estudiantil contra un modelo educativo "clasista" en Barcelona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de un millar de estudiantes, principalmente de Secundaria, han marchado este jueves por las calles de Barcelona en dos manifestaciones, una que ha arrancado desde la Bolsa de Barcelona y otra en plaza Universitat, para protestar contra un modelo educativo que califican de "clasista y mercantilista" y para pedir insumisión a la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

El Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC), que ha convocado la huelga estudiantil de este jueves, ha organizado de las 11.30 a las 13.15 horas la manifestación con casi un millar de jóvenes —600 según la Guardia Urbana—, que ha transcurrido desde el Paseo de Gracia a Via Augusta, donde está la Consejería de Enseñanza, y se han realizado protestas en otras 26 ciudades del territorio de habla catalana.

Media hora después, la Asociación de Jóvenes Estudiantes de Catalunya (AJEC) ha iniciado otra protesta con el lema "Contra la imposición, insumisión a la Lomce", que ha aglutinado a 250 estudiantes según la Guardia Urbana —3.000 según la asociación—, quienes han descendido por Via Laietana hasta plaza San Jaime y se ha disuelto a las 13.50 horas. Fuentes de la AJEC han explicado que no se han sumado a la manifestación del SEPC porque éstos no la habían comunicado previamente a los Mossos d'Esquadra, y han relatado que harán una campaña para buscar maneras de insumisión contra la reforma del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

La marcha del SEPC, que ha cortado el tráfico a su paso —en las calles Diputación, Aragón, Aribau y Via Augusta—, se ha vestido de banderas independentistas, feministas y socialistas, y los estudiantes han gritado "Mas, cabrón, recórtate los cojones", "Menos policía y más educación" y "¿Qué pasa? Que privatizan demasiado", entre otras consignas. Una de las portavoces del sindicato, Tura Tusell, ha apuntado a los medios que el sistema educativo actual es elitista porque "excluye a las clases populares cada vez más" con la subida de tasas, y ha agregado que es españolizador y beneficia al capital y a las empresas.

Al llegar hacia las 13.00 horas a la Consejería de Enseñanza, escoltados por decenas de furgones policiales, dos estudiantes han subido las escaleras del edificio, protegidas por varios agentes antidisturbios, a quienes las jóvenes han querido entregar el manifiesto de la huelga, que reclama una "educación pública y de calidad", y lamenta el ataque al catalán en la Comunidad Valenciana, las Islas Baleares y Cataluña.

Pese a que los policías les indicaban que no podían subir, las alumnas han avanzado y les han dicho: "Sólo tenemos 15 años. Nuestro motivo es que no nos escuchan y queremos hacer llegar un mensaje", a lo que un agente ha accedido y recogido la nota, la cual se ha guardado en el chaleco. A continuación, han leído el texto a sus compañeros y después, tras hacer un círculo, los estudiantes han quemado un muñeco con la cara de la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, que estaba en un carro de la compra, lo que han acompañado con consignas como "Alerta, Convergència, se nos acaba la paciencia" y "No a la privatización".

Al finalizar la marcha —sin otros incidentes que el lanzamiento de huevos y pintura contra sedes de entidades financieras y la consejería—, los organizadores han animado a los estudiantes a participar a la manifestación de universitarios convocada a las 19.00 horas en plaza España.