Publicado: 20.03.2014 19:05 |Actualizado: 20.03.2014 19:05

La marcha nordeste, una de las primeras en entrar a Madrid, llega a Alcalá y se prepara para el día 22

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La columna nordeste llegaba este miércoles a Alcalá de Henares entre aplausos y gritos de apoyo. "El cariño de la gente te da fuerzas. Son estas cosas las que nos dan alas y ánimos para seguir caminando, para hablar con quien nos encontramos, para llevarles nuestros mensajes" afirma Maribel, que recordaba a los jóvenes que este es su sitio y sus derechos, "ojalá no tengáis que emigrar como mi hijo". 

Más de 100 personas desde diferentes puntos de Aragón, Euskadi, Navarra o Catalunya caminan desde hace dos semanas. Zaragoza, uno de los puntos de encuentro, los dispidió con más de 700 personas acompañándoles en la primera etapa, una cifra "que seguramente se eleve el sábado ya que está previsto que decenas de autobuses lleguen a Madrid" desde la capital aragonesa.   

En cada etapa colaboran con alguna de las organizaciones que defienden los derechos que persiguen las marchas. Uno de los sucesos que recuerdan es cuando entraron en el pueblo de Cabanillas, uno de los que intentó boicotear la marcha del carbón, cantando Santa Bárbara Bendita en honor a los mineros. Nada más llegar a Alcalá, encontraron una oficina de Empleo y entraron a contar a los funcionarios y parados los motivos de las marchas de la dignidad para que se uniesen a ellas.

Varias organizaciones y asociaciones de la ciudad han recaudado fondos para poder ofrecer, durante los dos días que estarán en Alcalá, comidas, cenas y desayunos. "Más de 150 raciones con dinero y comida que nos iban dando tanto particulares como partidos, sindicatos o asociaciones vecinales como la nuestra", dice uno de los responsables de la asociacion del Val.

Su "día de descanso" lo han pasado entre protestas. A primera hora han ayudado a la PAH de Alcalá a paralizar el desahucio de Carmen, una madre con tres hijas que no puede pagar la hipoteca y pedía un alquiler social. Gracias al apoyo de la columna nordeste y al trabajo de la Plataforma de afectados por la hipoteca, el banco ha accedido a negociar y Carmen lo termina agradeciendo entre lágrimas.

La columna también ha realizado una manifestación frente al Hospital Universitario Príncipe de Asturias en colaboración con la marea blanca de Alcalá.  "No queremos pagar su deuda con sanidad y educación" coreaban.

Hoy dormirán en Alcalá, aunque no pueden entrar en el pabellón hasta las 23 horas y tienen que estar fuera a las 8 de la mañana. "Imagino que el señor alcalde no sabe de nuestro cansancio, de las ampollas que llevamos, ni siquiera sabrá del motivo por el que estamos aquí" afirma Amparo, otra de las marchantes que gasta sus días de vacaciones para poder estar en el movimiento. La marcha nordeste llega a Madrid con muchas ganas "vamos para quedarnos y luchar por los derechos de todos y todas", afirma Mario, un joven en paro.