Publicado: 29.11.2014 00:00 |Actualizado: 29.11.2014 00:00

Las Marchas de la Dignidad se manifestan en toda España para "quebrar el bipartidismo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ‘semana de lucha' convocada a nivel estatal por el movimiento 22-M termina hoy, sábado 29 de noviembre, con manifestaciones en más de 40 ciudades. Las Marchas de la Dignidad vuelven a echarse a la calle tras inundar Madrid el pasado 22 de marzo con una multitudinaria movilización.

El tablero político ha cambiado mucho desde entonces. Desde el movimiento 22-M se asegura que esa "movilización histórica" es responsable directa de los cambios al conseguir "poner en tensión a la sociedad". Los convocantes aseguran que los espacios de movilización social deben seguir presionando para provocar la "quiebra absoluta" del bipartidismo.

"Es necesario iniciar un proceso constituyente y convocar elecciones" Leopoldo Pelayo, portavoz de las marchas en Madrid, espera una participación masiva porque existen "razones poderosas" para que la gente se rebele ante la situación de "emergencia social" en la que vive. Pelayo asevera que "no existe una sola institución no corrupta" en España y que, al tratarse de un problema sistémico, es necesario iniciar un proceso constituyente y convocar elecciones. "La situación requiere la dimisión del Gobierno", sentencia.

Ernesto Sarabia, coordinador de las marchas, considera que Rajoy no está legitimado para gobernar porque llegó al poder mediante "un fraude financiero" y hace un llamamiento a los ciudadanos a llenar las calles de dignidad frente a "un presidente criminal que permite que diez personas al día se suiciden porque les van a quitar la casa".

Estas nuevas marchas volverán a tomar como puntos clave la petición de "pan, trabajo y techo", el impago de pago de una deuda "ilegítima y odiosa", el rechazo al tratado de libre comercio que la UE pretende firmar con EEUU, la protesta contra los niveles de paro y el exilio económico de los jóvenes y la derogación de las reformas laborales aplicadas por PP y PSOE. En definitiva, el movimiento 22-M exige el fin de las políticas neoliberales que "permiten a las empresas privadas saquear lo público mientras el pueblo sufre".

La nebulosa de más de 130 movimientos y organizaciones que conforman las Marchas de la Dignidad cuentan con el apoyo manifiesto de Izquierda Unida, Podemos, Partido Comunista de España, Izquierda Anticapitalista, Equo, CUP, Procés Constituyent, Guayem, la Confederación Nacional de Trabajadores (CNT) o el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) entre otras formaciones políticas, sindicales y de la sociedad civil.

Los convocantes de la ‘semana de lucha' consideran que las acciones llevadas a cabo estos días en todo el Estado han sido un éxito de participación que han permitido a los ciudadanos señalar directamente a los culpables de la "crisis-estafa" con un enfásis especial a la perspectiva local de cada territorio.

Entre los actos más llamativos se encuentran el "recibimiento al país de la corrupción" por parte de los activistas a los extranjeros que aterrizaban en el areopuerto Adolfo Suárez de Madrid y las consumiciones pagadas con ‘tarjetas black' falsas distribuidas por las marchas en un restaurante de Arturo Fernández en Madrid. Los empleados del restaurante se tomaron con humor y deportividad la protesta y permitieron a los activistas marcharse sin pagar.

Activistas del movimiento 22-M en el areopuerto Adolfo Suárez de Madrid dan la bienvenida a los visitantes al  "país de la corrupción"

La manifestación de Madrid será una de las más multitudinarias junto a las que tendrán lugar en Barcelona, Valencia y Andalucía. La organización estima que cerca de 250.000 personas saldrán a la calle en la capital del país, donde confluirán nueve columnas que a las 17:00 marcharán desde Atocha a Sol. La Marea Verde y la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo contarán con su propia columna.

En Barcelona más de 80 colectivos de toda Catalunya formarán parte de la marcha que se desarrollará desde la Plaça Universitat hasta la de Joan Peiró. Sobre la capital catalana confluirán columnas desde las provincias de Tarragona y Girona. Lleida tendrá su propia manifestación.

En Extremadura hay convocadas nueve manifestaciones. Las marchas recorrerán las calles Badajoz, Cáceres, Mérida, Plasencia, Almendralejo y Don Benito. En este territorio, a las ya conocidas reivindicaciones del movimiento 22-M, se suma la petición de la dimisión del presidente autonómico José Antonio Monago por sus viajes personales a Canarias pagados por la ciudadanía.

Asturias no acogerá manifestación el día 29. Después de haber dado un "caluroso" y multitudinario recibimiento a Felipe VI en los premios Príncipe de Asturias el pasado 24 de Octubre, los colectivos del 22-M en este territorio han decidido integrarse en las marchas que confluirán sobre la Plaza del Obradoiro en Santiago de Compostela.

En la Comunidad Autónoma de Andalucía hay convocadas manifestaciones en las ocho capitales de provincia. Las Marchas de la Comunidad Valenciana y de Castilla la Mancha también contarán con movilizaciones en todas sus provincias. Cantabria, País Vasco, La Rioja, Murcia y Canarias también participarán en movilizaciones similares.

Los sindicatos UGT y CCOO han hecho público un comunicado en el que piden a su afiliación, a los trabajadores y a la ciudadanía en general que participen en la "jornada de marchas y manifestaciones" que se celebrará el sábado 29. En el escrito, los sindicatos piden hacer "un esfuerzo de unidad y colaboración" a los convocantes para que "las marchas cuenten con la mayor cantidad de gente posible".

El movimiento 22-M ha manifestado que "esas organizaciones sindicales no pertenecen a las Marchas de la Dignidad" y "rechaza enérgicamente la contraprogramación" de las concentraciones". Desde las Marchas de la Dignidad se asegura que las direcciones de UGT y CCOO tienen "un largo recorrido que hacer" antes de asumir los compromisos que ellos que suponen formar parte de este movimiento.

Sin embargo, el movimiento se ha mostrado abierto a la participación de las bases de estos sindicatos en las diferentes movilizaciones, de los que aseguran que "serán bienvenidos".