Público
Público

Marchena despacha en tres líneas su oposición a la recusación de Garzón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El magistrado del Tribunal Supremo Manuel Marchena ha rechazado con un escueto informe de tres líneas la recusación planteada por el juez Baltasar Garzón para apartarle de la sala que debe juzgarle por ordenar intervenir las comunicaciones entre imputados del caso Gürtel en prisión y sus abogados.

"El magistrado que suscribe no se considera afectado por la causa de abstención-recusación por analogía a que se refiere el imputado", es todo lo que contesta Marchena al escrito en el que Garzón alegó que, puesto que este magistrado es el instructor de la causa abierta por los cobros que recibió durante su estancia en la Universidad de Nueva York, no debe enjuiciarle en otro caso.

De los siete magistrados designados para juzgarle por ordenar las escuchas del caso Gürtel, Garzón ha recusado a seis, pero el de Marchena es el único caso en el que la Fiscalía no ha respaldado al juez, al considerar que ser instructor de otra causa contra él no es motivo para apartarle.

De los otros cinco magistrados que pretende excluir de la causa, solo uno -Perfecto Andrés Ibáñez- manifiesta su "aceptación" de la recusación, en un informe, al que ha tenido acceso Efe, en el que dice que a Garzón le asisten "buenas razones de derecho" para pedir que se aparte a quienes integraron la sala que, durante la instrucción del caso, ha resuelto los recursos de las partes.

Los compañeros de Perfecto Andrés en esa sala, Juan Saavedra, Julián Sánchez Melgar, Juan Ramón Soriano y José Manuel Maza, han presentado un informe conjunto en el que niegan haber mostrado un "interés directo" en juzgar a Garzón y consideran que "no concurre elemento alguno que sustente las sospechas de parcialidad invocadas" por éste.

Los incidentes de recusación planteados por Garzón deben ser resueltos por la sala del artículo 61 del Tribunal Supremo antes del próximo 17 de enero, fecha fijada para la celebración del juicio.