Público
Público

Marchionne explica hoy sus planes para sacar a Chrysler del atolladero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero delegado de Fiat y Chrysler, Sergio Marchionne, explicará hoy las razones por las que piensa que puede llevar al éxito al fabricante estadounidense de automóviles con la presentación de su plan de negocios para los próximos cinco años.

Marchionne, que fue nombrado el máximo dirigente de Chrysler después de que la empresa saliera de la quiebra el pasado 10 de junio, ha convocado en la sede de Chrysler en la localidad Auburn Hills, a unos 50 kilómetros al norte de Detroit, a unos 150 representantes de medios de comunicación para detallar sus planes.

Previsiblemente, el plan de Marchionne se basa en que Chrysler será rentable en 2011 gracias a la recuperación del sector en Estados Unidos y que incluso podría salir de las pérdidas en 2010.

Eso a pesar de que, de los tres fabricantes estadounidenses, Chrysler ha sido el peor tratado por los consumidores norteamericanos, con pérdidas de la demanda que han superado algún mes el 50 por ciento. Ayer, Chrysler dijo que la pérdida en octubre se redujo al 30 por ciento con respecto al mismo mes de 2008.

Pero Marchionne tiene grandes planes para Chrysler. Tan grandes, que la presentación de su plan durará más de 7 horas.

Fiat, que se hizo con el 20 por ciento de Chrysler a cambio de proporcionar al fabricante estadounidense tecnología y plataformas de vehículos de reducido tamaño y consumo (una de las grandes lagunas de la empresa), será fundamental para eso planes.

Desde junio, Marchionne ha realizado una serie de cambios entre los directivos de Chrysler y la estructura de la empresa.

A principios de octubre, la empresa anunció la división de la marca Dodge (una de las tres del grupo junto con Chrysler y Jeep) en dos unidades, una dedicada a la producción de autos y otra a camionetas denominada Ram.

Además, Marchionne nombró al principal directivo de Lancia (una de las marcas de Fiat) presidente de Chrysler.

Una de las grandes cuestiones que Marchionne responderá hoy es qué productos europeos introducirá en el mercado estadounidense y si mantendrá las tres marcas del Grupo Chrysler.

Filtraciones aparecidas en los últimas semanas señalan que Marchionne quiere reemplazar la actual gama de productos del Grupo Chrysler con plataformas de Fiat o directamente con modelos italianos.

Muchos apuestan a que Marchionne traerá el Fiat 500 a Norteamérica fabricándolo en México. Y otros a que en dos años, modelos de la marca Alfa Romeo aparecerán en Estados Unidos.