Publicado: 25.02.2008 09:28 |Actualizado: 25.02.2008 09:28

Marco Antonio Solís cautiva a Viña del Mar con baladas y rancheras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El mexicano Marco Antonio Solís cautivó este domingo a sus seguidores con una mezcla de baladas y rancheras que hicieron vibrar al público del Festival de la Canción de Viña del Mar, donde se alzó como gran ganador.

El mexicano, que mostró su destreza a los mandos de la guitarra y la batería, ofreció dos horas de espectáculo que el público premió con dos Antorchas y la Gaviota de Plata, el máximo galardón de este certamen.

El otro gran protagonista de la velada musical fue el argentino Vicentico, ex vocalista de la mítica banda Los Fabulosos Cadillacs, que puso la nota alegre de la noche con pegadizos ritmos de rock latino con tintes de salsa y rumba.

Marco Antonio Solís conquistó a sus seguidores con un concierto plagado de rancheras y baladas que emocionaron al auditorio de la Quinta Vergara, copado en su mayoría de mujeres mayores de cuarenta años que corearon cada una de las canciones de amor del mexicano.

Vestido con traje negro y camisa blanca, el artista, conocido como "El Bukis" por el grupo con el que alcanzó la fama en la década de los 80, dio un repaso por sus más de treinta años de carrera musical a través de éxitos como "Dios bendiga nuestro amor", "Tu hombre perfecto", "Mi eterno amor secreto" o "El Celoso".

Con un estilo reposado, el artista se paseó por el escenario recogiendo las decenas de peluches que le lanzaron sus seguidoras, tendiéndoles la mano e incluso saludando a una joven que sorteó al personal de seguridad y saltó al escenario para echarse en sus brazos.

Solís sorprendió al público al interpretar la popular canción "Si vas para Chile", que incluirá en su próximo disco, un tema que conoció a través de un chileno con el que se encontró en Estados Unidos y que sentía una profunda nostalgia al haber permanecido muchos años lejos de su país.

Acompañado por los músicos del Teatro Municipal de Santiago, el artista de 48 años recordó con "Tu cárcel" los años en que él formaba parte de Los Bukis y combinó sus letras de amor con ritmos latinos que interpretó con animadas coreografías.

Un grupo de bailarinas, unas ataviadas con vistosos y provocadores trajes y otras con vestidos con los colores de la bandera chilena, acompañaron en varias ocasiones al cantante, que cantó al amor con "Recuerdos, tristeza y soledad" y "La venia bendita".

Un poco más tarde, y con el público aún entusiasmado con la actuación del mexicano, fue el turno de otro veterano del panorama musical latinoamericano, como es el argentino Vicentico.

El día y la hora -la madrugada del domingo- no eran los idóneos para que las más de 15.000 personas que asistieron a la Quinta Vergara permanecieran en sus asientos, aunque la gran mayoría de ellos no quisieron perder la oportunidad de ver al carismático músico.

Vicentico apareció en el escenario con pantalón blanco, camisa roja y americana negra, acompañado por una comitiva de músicos integrada por un bajista, un guitarrista, dos teclados, un percusionista y un equipo de viento con trompeta, saxo y trombón.

Canciones como "Algo contigo" o "Siguiendo la luna", que interpretó en solitario en el escenario y con una guitarra en sus manos, hicieron las delicias del público y revolucionaron la noche en la ciudad balneario.

Especial éxito tuvo entre los fieles seguidores el tema "Los caminos de la vida", en la que el graderío tuvo un papel protagonista.